Noticias

Vala, la DJ del fútbol uruguayo que trabaja en Peñarol, la selección y sueña con llegar a la Fórmula Uno

0 vistas
Vala, la DJ del fútbol uruguayo que trabaja en Peñarol, la selección y sueña con llegar a la Fórmula Uno


Es de esas personas polifacéticas. No se conforma con una sola actividad, siempre busca otras cosas.

Valentina Nirenberg estudió diseño de moda solo con 14 años, hizo piano, manualidades, danza, gimnasia olímpica, vóleibol, fútbol 5, baile. De todo.

Después sumó a sus horas diseño de sonido que la ayuda “a afinar el oído. Me enseñaron a pasar música con vinilo”, cuenta a Referí quien es conocida como DJ Vala y que tanto en el Estadio Campeón del Siglo con Peñarol, como allí o en el Centenario con la selección uruguaya, se ha destacado alegrando la previa del público en partidos trascendentes.

En el Estadio Campeón del Siglo ya es un clásico

Tiene una hermana mayor y siempre le interesó el fútbol. Llegó a Peñarol gracias al hoy presidente de las divisiones formativas del club, Juan Susena.

Pero desde chica, acompañando a su padre, el dirigente carbonero Jorge Nirenberg, fue conociendo al club, yendo a la cancha y haciéndose hincha.

“Eso lo fui mamando desde chica. Mi primer recuerdo real, a mis 32 años, fue festejar el quinquenio en 1997. En mi casa siempre se habló de (Fernando) Morena como el ídolo de mi viejo y tengo todos los cuentos al punto de que parece que lo hubiera visto jugar. Peñarol, siempre estuvo presente en mi familia. Siempre fui a la cancha y los futbolistas eran ídolos inalcanzables como (Pablo) Bengoechea, a quien ahora me lo cruzo por ahí. Siempre fui una enferma de (Walter) Pandiani y él lo sabe. Recitaba los planteles enteros. Si Peñarol perdía, al otro día no iba a la escuela y a mi viejo le había pasado lo mismo”, explica la DJ que está de moda. Y agrega: “Un partido para mi viejo como dirigente, significa muchas otras cosas. Que nunca cambie ese vínculo de poder disfrutar los partidos juntos”.

Valentina Nirenberg trabaja en Peñarol y en la AUF haciendo la previa de los partidos

Con sus compañeros de facultad de Comunicación y estudios internacionales en la ORT, iba al estadio, y siempre le gustó también la fotografía. Seguía sumando actividades.

Trabajaba en una trading textil y su primer trabajo fue ser diseñadora a los 18 años. “Mi amor por el arte, el diseño, la cultura siempre fue muy amplio”, dice.

Y recuerda: “Jugaba al fútbol 5, yo distribuyo, te armo, no marco a nadie. Era la que gritaba, la que arengaba. Fui a ver a Hebraica toda la vida y competía en gimnasia olímpica y durante años hice vóleibol. No tenían horas para gente de mi edad, de 10 años, y fui a probar con los grandes. Me comí todos los pelotazos, pero le agarré la onda y jugaba bien. También iba a clases de danza con Nacho Cardozo con 5 años”.

Hoy, DJ Vala tiene una agencia de marketing digital y explica: “Todo tiene que ver con la inquietud de estar actualizada con todo”.  

DJ Vala en el Estadio Campeón del Siglo, un lugar en el que se siente como en casa

Bengoechea fue su gran ídolo “porque vi goles de todos los colores. A Tony (Pacheco) no lo puedo dejar de lado. Fue un poquito más reciente y por eso glorifico un poco más al Profe. Laburé con Tony en tres programas de Pelota al Medio. Me dijeron: ‘Vas a tener un coconductor y va a ser el Tony’. Fue el día de mi cumpleaños y no lo podía creer. Fue mágico”.

Con Pandiani tiene vínculo. “Me sé de memoria los relatos de la final de 1999 (ante Nacional) con goles de Darío (Rodríguez) y Pandiani. Un día, hace años, acompañé a mi viejo al Palacio, y paramos en un semáforo con el auto. De un lado estaba (Nicolás) Rotundo con su Jeep, del otro Pandiani con su auto, y cruzaba la calle Gaby Cedrés. Increíble”.

Valentina trabajando en uno de los clásicos entre Peñarol y Nacional en el Estadio Campeón del Siglo

Cuenta que “a Bengoechea me lo cruzo y me dice ‘la DJ’, es todo muy loco esto. Es un privilegio que tengo”.

El gol que más gritó en su vida fue el primero de Jesús Trindade ante Sud América, cuando se escapaba el Clausura del año pasado y prácticamente el Uruguayo, porque fue en los minutos de adición: “Fue la última vez que sentí que me desmayaba de gritar. Antes me había pasado algo similar con el de (Lucas) Viatri a Flamengo en Maracaná”.

También agrega que el clásico que Peñarol ganó 5-0 en 2014 lo vieron “juntos con mi viejo y es uno de los recuerdos más lindos que tengo”.

Comenzó su carrera con vinilos y hoy es reconocida en todo el país

Cuando el 18 de agosto del año pasado volvió el público al fútbol por primera vez luego de comenzada la pandemia, con el partido Peñarol-Sporting Cristal se emocionó “hasta las lágrimas pasando música, por todo el valor simbólico que tenía eso. Tuve el privilegio de que me hayan llamado a mí. La primera vez que pasé música en el Estadio Campeón del Siglo, le ganamos a Juventud 4-1 en marzo de 2019 y si no hubiéramos ganado, capaz que nunca más hubiera estado como DJ”.

Siempre con la intención de innovar, Valentina propuso “hacer playlists de los jugadores, en la cuenta oficial de Spotify de Peñarol, acerca de qué escuchaba cada futbolista. Playlist de manyas reconocidos, una de (Carlos) Gardel, una de (Jorge) Drexler, que son de Peñarol”.

Valentina en plena acción en un partido de Uruguay en el Estadio Centenario

Estuvo un año trabajando en el grupo Rombai “y soy media inconsciente. A veces los nervios, la ansiedad, te juegan en contra. Era un enorme desafío. ¿Qué música pasas para gente que no le ves la cara y tienen gustos distintos? Traté de darle un toque distinto”.

Con Rombai en 2016 ensayaron mucho tiempo porque se venían cuatro conciertos seguidos en el Luna Park de Buenos Aires “y nunca había salido a un escenario. Siempre tocan en vivo, pero se tocan algunas secuencias y yo intervenía en los temas”.

Su llegada a la AUF

Valentina trabaja con la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) desde antes de su llegada como DJ a Peñarol.

“Lo hice en un evento en el Palacio Legislativo pasando música por el fútbol femenino en 2017. En 2019, ya estaba en Peñarol, y hubo un amistoso contra Perú y luego de la pandemia, me volvieron a llamar. El partido contra Perú que clasificamos, estuve y fue una fiesta tremenda con 60 mil personas coreando. ¡Fue espectacular!

Uno de sus sueños es llegar a pasar música en la Fórmula Uno

Se autodefine como “muy independiente en todo sentido y por mi forma de ser, era importante valerme por mí misma en todo. Pasar música en el Estadio Campeón del Siglo siendo tan hincha, es una religión, nunca lo soñé y el sueño es que haya sucedido”.

Además, cuenta que es “enferma de la Fórmula Uno y mi sueño es poder tocar una vez en el Gran Premio de Mónaco. Me encantaría hacerlo algún día”.





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: