Noticias

Tras gesto racista del canciller turco, cónsul de Armenia en Uruguay apunta a Bustillo por la visita

0 vistas
Tras gesto racista del canciller turco, cónsul de Armenia en Uruguay apunta a Bustillo por la visita


«¡Que estén las disculpas!». El grito emergió del público y cortó ese silencio de pocos segundos que siempre se asienta cuando cesan los aplausos previos a una palabra esperada.

Esa expectativa estaba puesta sobre el canciller Francisco Bustillo, cuando le tocó pasar al frente de la Plaza Armenia a la que la comunidad de descendientes de ese país había llegado este domingo para conmemorar el genocidio perpetrado por Turquía, y a tan solo pocas horas de que su par turco, Mevlüt Çavuşoğlu, invocara un símbolo del grupo paramilitar Lobos Grises como una provocación racista a manifestantes uruguayos de la colectividad armenia.

El gesto del ministro de Recep Tayyip Erdogan –que salía de inaugurar la nueva embajada en Montevideo– suscitó que la Cancillería convocara para el lunes al embajador de Turquía en Uruguay, Hüseyin Müftüoğlu. El ademán expresado por la ventana del auto blindado en el que viajaba propició un cambio de ánimo en la cartera de Bustillo, que pocas horas antes celebraba el acercamiento con la onceava economía del mundo para avanzar en un Tratado de Libre Comercio (TLC). 

«Rechazamos cualquier comportamiento, invocación o gesto ofensivo que genere violencia física o moral», afirmó Bustillo y arrancó los únicos aplausos a su discurso de diez minutos. «Hoy recordamos con respeto y recogimiento a los mártires del genocidio armenio y lo hacemos en nombre de nuestros valores más profundos que muestren la más firme convicción de que atrocidades como esta no deben permitirse ni producirse nunca más», sentenció. 

La comunidad armenia celebró la rápida reacción de la Cancillería para llamar al orden a los representantes del Estado turco, pero quedó el malestar por el hecho de que se haya facilitado la visita de un jerarca de la línea dura de Erdogan tan próxima al 107° aniversario del genocidio. Las molestias se deslizaban incluso en conversaciones posteriores al acto, en las que aparecía aquella frase de José Gervasio Artigas respecto a «no vender el rico patrimonio al precio miserable de la necesidad». 

Acto por el genocidio que tuvo lugar la tarde del domingo en la Plaza Armenia

«Sabemos cómo viene el paño y cómo se mueve el gobierno de Erdogan, que tiene la mentalidad de formar de vuelta un Imperio Otomano, y tiene una forma de trabajo que es una plena dictadura. El trabajo que hacen es salir al mundo como gente civilizada, que está actualizada», dijo a El Observador la cónsul honoraria de Armenia en Uruguay, Alicia Aprahamian. 

«Uruguay aceptó a Çavuşoğlu pensando que podían ser civilizados. La comunidad armenia habló con Bustillo y le comunicó sobre el verdadero interés, sabiendo que venía además en una época especial. Y bueno, a la realidad me atengo. Que vea el Uruguay lo qué pasó», afirmó. «Que no se olvide el canciller Bustillo y todos los que están hoy en el gobierno, las palabras de Artigas: ‘No vender el rico patrimonio al bajo precio de la necesidad'», agregó. 

El presidente Luis Lacalle Pou también condenó el episodio, aunque mantuvo su premisa de que “avanzar en temas comerciales no quiere decir» que el gobierno comparta «la política interior o externa” de los países con quien negocia. “No me importa si son comunistas, socialistas o capitalistas: si me compran lo que hacen los uruguayos son amigos míos”, ha expresado el líder blanco en el pasado.

La cónsul honoraria de Armenia reparó en esas palabras, pero retrucó: «Una cosa son los ideales, la forma de pensar, y otra cosa la violencia. Todo tiene un límite, y respetando lo que es Uruguay por haber sido el primer país del mundo en reconocer el genocidio armenio».

Al ser consultada sobre si el gobierno debería plantearse las conversaciones comerciales con un Estado cuyos representantes tienen estas expresiones, Aprahamian sostuvo: «Si es puramente económico, nadie puede decir con quién se puede hacer negocios y con quién no, porque nos beneficiamos todos los uruguayos. Pero cuando esas relaciones económicas tienen otro trasfondo, ahí sí hay que pensarlo. Y acá estuvo la prueba de que había otro trasfondo, y más eligiendo la fecha, haciendo esos gestos y provocando libre e impunemente en Uruguay«, sentenció la cónsul.

Para la representante honoraria de Armenia -que aún no tiene embajador en Montevideo- y varios integrantes de la comunidad no fue casual que el canciller de Erdogan eligiera este fin de semana para hacer una visita de pocas horas al Uruguay. La estadía de Çavuşoğlu se dio en el marco de una gira por una decena de países, argumentan en la cancillería. Pero para el colectivo armenio Relaciones Exteriores debió hacer el esfuerzo para que no hubiera coincidencia. En Montevideo, el canciller turco ni siquiera llegó a hacer dos comidas: no hubo conferencia de prensa conjunta con Bustillo y tampoco dispuso tiempo para entrevistas. 

«Hoy el canciller solo manifestó un rechazo. Son palabras, y las palabras se las lleva el viento. Pidió una reunión mañana, y ahí es donde se va a ver si Uruguay sigue siendo digno de llevar el título que hoy tiene por haber sido el primer país del mundo en reconocer el genocidio. No en las palabras», concluyó. 

Pragmatismo

Lacalle Pou mantuvo su postulado de que los intereses comerciales priman sobre lo ideológico, y recordó cuando en campaña electoral insistía en profundizar las vinculaciones económicas con Cuba. Dirigentes de sus propias filas celebraron la condena del Estado uruguayo a los gestos del canciller turco, y respaldaron esa visión de disociar lo político de lo comercial. 

«El Uruguay no tiene amigos, tiene intereses, y creo que los tiene que defender. Ya le vendemos mucho a Turquía. Le queremos vender más y el desarrollo económico es imprescindible. Creo que hace bien el Estado en distinguir una cosa de la otra», dijo en ese sentido el senador blanco, Jorge Gandini. «Pero no podemos permitir en nuestro territorio que se generen esos actos de odio», añadió a El Observador

El diputado de Ciudadanos, Ope Pasquet, también apoyó la reacción de la Cancillería para «no pasar por alto lo que ocurrió». El legislador colorado se había mostrado crítico semanas atrás respecto a continuar las negociaciones para un TLC con China, dada la cercanía del gobierno de Xi Jinping con Rusia en el escenario de la guerra librada por la administración de Vladimir Putin contra Ucrania.

Sin embargo, respecto al caso de Turquía manifestó a El Observador que «tampoco hay que darle más dimensión de la que tiene». «Está bien el gobierno en no pasar por alto esto, pero tampoco hay que hacer de esto un parteaguas, creo que la entidad del episodio no lo justifica», señaló. 

El subsecretario de Salud Pública, José Luis Satdjián –de origen armenio–, prefirió no hacer comentarios. 





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: