Noticias

«Todavía me parece que estoy soñando»: la nueva carta del niño con hemofilia que le escribió a Lacalle Pou

0 vistas
«Todavía me parece que estoy soñando»: la nueva carta del niño con hemofilia que le escribió a Lacalle Pou


Jeremías Cotto le escribió una carta al presidente de la República hace un año atrás. El niño de Sarandí del Yi quería contarle qué significaba vivir con hemofilia, una enfermedad genética que afecta la coagulación normal de la sangre y que sufren unos 250 uruguayos, y pedirle que actualice los tratamientos por él, por su hermano y por todos los uruguayos que padecen la enfermedad.

El mensaje llegó a manos de Luis Lacalle Pou, que lo llamó por teléfono y se comprometió a estudiar una solución, algo que finalmente fue anunciado en el mes de noviembre por el Ministerio de Salud Pública (MSP) —en febrero, los menores comenzaron a recibir micizumab en el Hospital Pereira Rossell—, luego de que Cotto, su familia y representantes de la Asociación de Hemofílicos del Uruguay se reunieran con el mandatario en la Torre Ejecutiva.

En el Día Mundial de la Hemofilia y a 365 días de aquella primera carta, el niño volvió a escribir un mensaje donde le agradeció al presidente por el tratamiento que «nos cambiaría la vida, no solo a mí, sino a todos los niños con hemofilia». Cotto escribió que gracias al nuevo medicamento ahora puede cargar una mochila, escribir «esta carta sin que mi articulación del dedo sangre», jugar a la pelota, andar en bicicleta y «sobre todo» concurrir a clase todos los días.

«El dolor quedó atrás, los miedos también. Esto es como empezar de nuevo, siento que soy feliz», compartió Cotto en la carta que fue difundida por su madre a través de redes sociales. «Jamás imaginé que un presidente escuchara mi pedido, a decir verdad todavía parece que estoy soñando por todo lo que hemos logrado», continúa el niño.

La carta que escribió Cotto este 2022.

En el texto también agradece a la Asociación de Hemofílicos del Uruguay, en tanto «siempre estuvieron apoyando para que todo fuese realidad». El niño que comenzó su nuevo tratamiento en el Pereira Rossell (al igual que otros 60 niños) aprovechó, además, para hacer un nuevo pedido: «mi sueño es que todos los hemofílicos del Uruguay tengan mejores tratamientos», dice, antes de pedir que los mayores de edad «puedan vivir como nosotros, sin dolor».





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: