Este año el Escuadrón Suicida de DC tendrá una nueva oportunidad para conquistar al público en la gran pantalla (o en HBO Max en aquellos países donde opera la plataforma de WarnerMedia). James Gunn se puso al timón de The Suicide Squad, el “no reinicio”, pero “no secuela” de la película de 2016 que, pese a haber recaudado una buena suma en taquilla, se llevó un buen baño en lo respectivo a la crítica especializada y al público en general.

La intención desde el primer momento de James Gunn era que The Suicide Squad obtuviera una calificación por edades de R, demostrando el brutal contenido que ha incluido en la película de DC que llegará este verano.

En ese aspecto, misión cumplida. La MPA ya ha publicado la calificación de The Suicide Squad, otorgándole la ansiada R por contenido violento, lenguaje malsonante, drogas, sexo y desnudez. Muchos de los citados elementos se preveían en los avances de la película que hemos ido viendo.

Para que podáis hacer una comparativa, Escuadrón Suicida, la película de 2016, recibió en su momento una calificación de PG13 por parte de la MPA, destacando que muchos aspectos de la película, aunque “cuestionables” para todos los públicos, no alcanzaban el nivel de brutalidad que parece que si consiguen en The Suicide Squad. Por supuesto tendremos que esperar hasta agosto para…