Noticias

Sin juego y con falencias defensivas pero con los astros alineados, Nacional se recuperó

0 vistas
Sin juego y con falencias defensivas pero con los astros alineados, Nacional se recuperó


El fútbol te da y te quita. La proporcionalidad entre méritos y resultado en este deporte no siempre es justa ni equilibrada. Y los dos últimos partidos de Nacional en la presente Copa Libertadores así lo reflejan. Contra Estudiantes mereció ganar y empató. Contra Vélez no hizo méritos futbolísticos suficientes, pero se llevó un triunfo, 2 a 1 de atrás este martes en el José Amalfitani. Y ese triunfo lo mete en carrera para pelear por un lugar en los octavos de final del certamen, por un botín de US$ 1.050.000. 

Lo dijo el propio Pablo Repetto en conferencia de prensa post triunfo: «Hoy creo que no hicimos un buen partido, pero hemos hecho buenos partidos y no nos ha tocado ganar, por lo que a veces el fútbol te premia». 

El partido fue uno durante 17 minutos cuando jugaron 11 contra 11 y otro a partir de una injusta expulsión del paraguayo José Ignacio Florentín quien golpeó con la rodilla a Sergio Rochet en la ceja provocándole un corte y profuso sangrado lo que llevó al juez Eber Aquino a juzgar la acción desde el resultado y no desde la conducta desplegada donde el jugador se frenó para evitar el contacto y el golero, al tirarse hacia adelante, se pegó en la rodilla del rival. 

Pablo Repetto reconoció que el equipo no jugó bien

Ya Vélez ganaba 1 a 0 jugando a otra cosa. A otro ritmo, con otra capacidad asociativa, con otro despliegue en el campo y con mucha mejor técnica individual, rubro donde sobresalió su número 10, Luca Orellano, un extremo derecho de pierna zurda que conoce ese negocio de jugar a perfil cambiado. 

Con un equipo corto y de mucho ida y vuelta de sus medios, Vélez logró agrupar a Nacional en defensa para generar espacios por afuera y luego soltar el balón a las bandas desde donde sus extremos jugaron con punzantes diagonales. 

Orellano avisó tres veces (en un acción obligó a Rochet a una excelente atajada) antes de que llegara el gol desde la banda opuesta. Una gran proyección del lateral Francisco Ortega generó un centro, un remate de Lucas Jansón, una gran atajada de Sergio Rochet y un sutil gol de Joel Soñora, habilitado por un displicente Brian Ocampo que si bien persiguió al lateral, incluso yendo al piso para marcarlo, recuperó posición caminando, totalmente desentendido de la jugada para terminar habilitando, sin darse cuenta, al autor del gol. 

El once inicial de Nacional

La expulsión obligó a Vélez a jugar más retrasado al perder a uno de sus volantes interiores. Pero así y todo fueron los de Liniers los que mostraron mejor ensamble colectivo pese al hombre de menos. 

Luego de tolerar el gol del empate, los de Liniers generaron otras tres chances claras para anotar: una la bloqueó Cándido, otra la tiró Orellano por arriba del travesaño y en la última Máximo Perrone se lo perdió de cabeza tras un rebote de Rochet en un tiro libre, en la acción menos segura del siempre firme golero de Nacional y la selección uruguaya. 

Nacional empató -y después lo ganó- porque se le alinearon los astros logrando asociar fortuita y aisladamente a sus jugadores más lúcidos. 

A los 30′, Yonathan Rodríguez sacó del fondo una pelota limpia presionado por dos rivales y puso a correr por banda al Pumita Rodríguez y este pasó a Alfonso Trezza quien en lugar de ofrecerse por afuera tiró una diagonal. El floridense recién había entrado por Alex Castro quien en un pique se tiró el posterior y debió abandonar el campo. Trezza leyó muy bien una ventaja que tuvo Nacional en el primer tiempo: el amplio espacio a cubrir que tenía el volante central, Perrone. No lo supo aprovechar Manuel Monzeglio que naufragó en pases improducentes. Pero sí Felipe Carballo, de flojo período inicial. Aprovechar es un decir porque Carballo intentó un remate que le salió pésimo pero que terminó siendo una asistencia para Emmanuel Gigliotti, quien muy descuidado por Matías De los Santos, controló, giró y sacó un zurdazo notable que venció a Hoyos.

Alfonso Trezza entró bien

Así, divina obra de la casualidad, lo empató Nacional que mereció irse al menos dos goles abajo en el marcador. 

En el complemento el trámite se emparejó hacia abajo. Perdieron chispa los Orellano, Jansón y Soñora y la llegada más clara de Vélez fue una acción defensiva de Lucas Pratto quien le barrió una pelota en la entrada al área a Mathías Laborda para luego incorporarse y sacar su zarpazo de oso que dio en el palo. La suerte siempre del lado de Nacional. 

Si habrá sido así que el segundo gol se inició en un pase profundo a Ocampo quien cayó cuerpeado por un rival derivando el balón en Diego Zabala quien sacó un excelente centro de zurda para un Gigliotti que superó claramente al otro marcador central, Valentín Gómez, aprovechando un primer paso fallido en su retroceso. El cabezazo del argentino fue espectacular. 

Hasta esa jugada, las esporádicas acciones ofensivas de Nacional habían sido sucias, entreveradas, como una pintura hecha a desgano. 

Gigliotti supera a Valentín Gómez

Los mayores méritos de Nacional para ganar el partido, más allá de esos toques de lucidez individual en ataque, estuvieron en defensa. 

Más allá del cansancio que experimentaron las figuras de Vélez -Pratto salió, Orellano terminó impreciso en sus últimas tomas de decisiones-, Nacional supo cerrase atrás y le impidió a su rival generar chances de gol.

Laborda defendió muy bien por arriba. Marichal hizo un partido sin figuras, Repetto mandó a Leandro Lozano en lugar de Cándido, un gran acierto por el perfil cambiado y las características del jugador a marcar, y Carballo creció mucho en el complemento en la faz defensiva terminando de blindar el mediocampo con un Yonathan Rodríguez que como ante Cerro Largo volvió a ser el mejor del equipo. 

El ex Cerrito se comió la cancha. Fue el primer pase para armar las salidas, jugó siempre seguro el balón, no cedió ante la presión rival, dio el paso al frente para adelantar el bloque, marcó como un león e hizo un despliegue físico imponente. 

Además, Zabala hizo todo bien en los minutos que estuvo en cancha y Gigliotti mandó a guardar las dos pelotas que encontró en el área. 

Así, con un Ocampo que erró en toda la toma de sus decisiones, con un Monzeglio que pasó desapercibido y un Castro que salió lesionado tras aportar poco y nada, Nacional se llevó tres puntos de oro que lo meten en carrera por pasar a octavos. La confianza se edifica sobre triunfos y este equipo sabe cómo jugar mejor para los tres partidos que le quedan.   

Así celebró Nacional el valioso triunfo

La ficha

Vélez Sarsfield 1
Lucas Hoyos 5
Tomás Guidara 4
Matías De los Santos 4
Valentín Gómez 4
Francisco Ortega 6
Joel Soñora 6
Máximo Perrone 5
José Ignacio Florentín –
Luca Orellano 7
Lucas Pratto 5
Lucas Jansón 5
DT: Julio Vaccari
Nacional 2 
Sergio Rochet 6
José Luis Rodríguez 5
Léo Coelho 4
Nicolás Marichal 6
Camilo Cándido 4
Yonathan Rodríguez 8
Felipe Carballo 5
Brian Ocampo 4
Manuel Monzeglio 4
Alex Castro 4
Emmanuel Gigliotti 7
DT: Pablo Repetto
Estadio: José Amalfitani
Juez: Eber Aquino (Paraguay)
Cambios en Vélez Sarsfield: 72′ Sebastián Sosa x L. Pratto y Abeil Osorio x L. Janson, 85′ Franco Díaz x M. Perrone
Cambios en Nacional: 29′ Alfonso Trezza (6) x A. Castro -lesionado-, 45′ Mathías Laborda (6) x L. Coelho, 62′ Diego Zabala (7) x M. Monzeglio y Leandro Lozano (6) x C. Cándido
Goles: 14′ J. Soñora (VS), 30′ E. Gigliotti (N)
Amarillas: 41′ L. Coelho (N), 58′ J. L. Rodríguez (N), 60′ C. Cándido (N), 85′ N. Marichal (N), 90′ V. Gómez (VS) y 90′ + 5′ B. Ocampo (N)
Expulsado: 17′ J. I. Florentín (VS)





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: