Noticias

“Seamos sinceros, hay que matar a los perros que hacen daño a la gente”

0 vistas
“Seamos sinceros, hay que matar a los perros que hacen daño a la gente”


Los casos de ataques que ocurren por perros sueltos siguen pasando, con daños a otros animales, a propiedades y a las personas. ¿Eso tiene solución? 

Sí, tiene solución y rápida, pero depende de que al tema lo encaremos como debemos, no como se lo está encarando ahora.

¿Cómo hay que encararlo?

Dejemos de lado el drama de todo ataque de perros a ovinos, de esos perros abandonados de la ciudad que se van a los campos y muerden, lastiman y matan, también perros de los vecinos no bien cuidados, perros que la gente abandona o que nacen en los campos porque las perras sueltas paren ahí. Vayamos al drama de la gente. Hay algo que se ve en algunos barrios de Montevideo, pero sobre todo en pueblos del interior: vivo en Cardona y es normal que la gente salga a caminar con un palo, no para usarlo de bastón, ¡para espantar a los perros que se les van arriba! Es terrible.

Son perros salvajes y también de dueños no responsables que los dejan salir a la calle, comen en los basurales, te pechan para tirarte de una bicicleta o de una moto. Hay accidentes a cada rato, muchos graves y hasta fatales. El otro día en Florencio Sánchez, el pueblo pegado al nuestro, vinieron a castrar y a chipear, bárbaro, genial, castraron 50 y eran perros de los que están bien cuidados en las casas. Eso suma, como suma promover la tenencia responsable, la identificación de los perros, pero no es eso la solución eficiente que hace falta.

Usted en el Congreso de la Federación Rural (FR) dijo, sin vueltas, que hay que matar a esos perros sueltos.

Sí. La única forma de arreglar esto es que las intendencias asuman su responsabilidad. Y tienen que ser las intendencias, la Policía no está para eso. Las intendencias, apoyadas por el Ministerio de Ganadería, deben salir a capturar a esos perros, ponerlos en un lugar que no andemos con vueltas y llamémoslo por su nombre, en perreras, dejarlos una semana y si nadie se hace responsable hacer lo que hay que hacer, matarlos. Y no hablemos de eutanasia que es una palabra demasiado fuerte en un tema sensible que se discute en el Senado, con implicancias morales y sentimentales, pero ahí se trata de personas. Seamos sinceros, hay que matar a los perros que hacen daño. ¿Cuál es el problema, qué es lo que está mal? Hay gente que habla y opina y hasta dice que vamos a perder los mercados si matamos perros… cuando no es así. Si no vean cómo arreglan esto en Nueva Zelanda y Australia, países referentes para todo.

¿Qué sucede en esos y en otros países con estos problemas?

La academia tiene su visión, en el Congreso de la FR se enfocó en España, pero en España solucionaron bastante el problema de la gente que vive en la calle y entonces hay ONG’s que se ocupan de los perros… el otro día estaba mirando la televisión y un español agarró una camioneta, preocupado por los perros abandonados en Ucrania y se fue a traer esos perros a su refugio… y yo digo, ¿por qué no trajo niños abandonados por la guerra? Es de locos. En Australia y en Nueva Zelanda capturan y matan, porque es algo que afecta a las personas y afecta a la producción. Capturan, eliminan y se acabó, está aceptado por la sociedad que lo que está mal, está mal y hay que solucionarlo y primero la gente.

En Uruguay el Código Rural le da potestades al productor para matar al perro, pero en ciertas circunstancias.

Sí, eso está desde 1948, pero hay que ser prácticos: no es fácil, en el campo, muchas veces de noche, un productor que es eso, un productor, agarrar un arma y salir a encontrar a un perro y matarlo. El perro te mató las ovejas y cuando te das cuenta gana el monte y nunca más. Hasta que vuelve y te mata más ovejas. No es fácil. Como no es nada fácil ponerse en el lugar del que lo sufrió.

¿Alguien más debería hacer esa tarea entonces?

Me dicen que el Estado no puede salir a matar perros

Lo dijo el ministro, Fernando Mattos.

Lo dijo y no estoy de acuerdo, el Estado tiene potestades y debe hacerlo, tiene la obligación de cuidar a la gente, su salud y a las cosas de la gente. Yo sé que queda lindo ante mucha gente votar una ley y que la solución sea salir a castrar y chipear a todos los perros. ¿Por qué? Yo puedo con cierto manejo lograr que mi perra nunca entre en celo. ¿Por qué castrarla? Resulta que solo puedo no castrar a mi perro si me inscribo como criadero… ¡es tan tonta la ley! Pero claro, la votaron por unanimidad y todos quedaron muy bien con las ONG’s.

La lectura es clara, las ONG’s que se dedican a los perros tienen mucho más fuerza que los productores y para muchos políticos valen más que la producción nacional. A las ONG’s hay que ayudarlas, a Cero Callejero, a todas, son una parte importante de lo que se debe hacer, pero primero la gente. Tenemos fe en este gobierno, no hay dudas, estamos mejor que con los anteriores, pero en este tema no vamos bien.

En el Instituto Nacional de Bienestar Animal (INBA) el voto de las ONG’s animalistas es uno en un conjunto en el que hay amplia mayoría de personas vinculadas al sector productivo.

El INBA fue craneado por una persona que hizo una sarta de cosas con las que no estoy de acuerdo, con el Dr. (Gastón) Cossia he tenido un sinfín de diferencias, encima con todo lo que pasó en el INBA lo premiaron llevándolo a Presidencia de la República, una barbaridad.

El INBA bien manejado puede aportar, pero no es la solución, como no tuvo solución el pobre enfermo mental de la Colonia Etchepare que lo devoraron los perros. ¡Y un juez no quiso que mataran a esos perros! A la Justicia hay que darle herramientas, como a las intendencias, para que ese tipo de perros sea liquidado. ¿O castrando de a 50 vamos a evitar que sigan saliendo perros sueltos a causar accidentes? El INBA lo que puede hacer es ayudar a formar esas cuadrillas de las intendencias que salgan a capturarlos, dejarlos  en una perrera y esperar por un responsable o eliminarlos.

¿Y si aparece el responsable?

Le devuelven el perro vivo y que pague por lo que haya hecho su perro y asunto terminado. Y el que no tiene dueño y es una amenaza, eliminarlo. ¿O porque queda lindo para muchos lo dejamos suelto y que siga haciendo lo que hace? Capaz si le preguntan a quien la haya pasado fea con un perro de esos les cambia la opinión. 





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: