Noticias

Rol del sindicato policial en la campaña por el referéndum generó molestia en parte del PIT-CNT

0 vistas
Rol del sindicato policial en la campaña por el referéndum generó molestia en parte del PIT-CNT


El resultado del referéndum de este domingo generó ruido en la interna del PIT-CNT. Sobre la mesa de este martes  estará en discusión el rol del sindicato policial y las posibles responsabilidades sobre la derrota. 

Sergio Sommaruga, secretario general de Sindicato Nacional de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza Privada (Sintep) e integrante de la Mesa Representativa, dijo a El Observador que si bien no todos los integrantes tienen la misma posición, sí hay un grupo que entiende que la posición de Sifpom (sindicato policial que integra el secretariado) «tuvo incidencia» en el resultado del referéndum. 

«Hay mucha gente que votó por los artículos porque cree que es una herramienta para darle más seguridad. Que el sindicato policial les conteste a ellos creo que le hizo mucho daño a la campaña del Sí, la posición del Sifpom», expuso y agregó: «Es un sindicato que tiene un volumen importante de afiliados y es cada afiliado y su familia. Entonces ahí se multiplica. Hay otros sindicatos que han tenido una posición diferente con el gobierno, pero el Sifpom es un aliado del gobierno, un fuerte aliado del gobierno y eso lo atestiguan decisiones permanentes como es defender a (Luis Alberto) Heber, defender los operativos del Ministerio del Interior, jamás cuestionar ninguna orden, jamás cuestionar ningún operativo. Es un sindicato que casi ni se diferencia de su patrón, es el aliado de su patrón». 

Además, se quejó de que el sindicato —a quien critica por sus acciones y no por ideología, según dijo— no acatara lo resuelto por la mesa representativa. «La mayoría no puede aplastar a la minoría, pero la minoría, cuando lo es, tiene que respetar a la mayoría y ellos no lo hicieron y eso generó un daño que está a la vista. Creo que hay que discutirlo», sostuvo y aseguró que planteará el tema este martes en el secretariado ejecutivo, del que participa la presidenta de Sifpom, Patricia Rodríguez. 

Fuentes del sindicato policial dijeron a El Observador que ya en la noche del domingo, a través de grupos de Whatsapp, integrantes del PIT-CNT los acusaban de ser parte clave del naufragio del Sí. Pese a eso, aspiran que al finalizar la campaña «baje la manija antipolicía» que detectan entre sus correligionarios. 

El vicepresidente del PIT-CNT, José Lorenzo López, matizó esta visión. «El movimiento sindical hizo un gran despliegue en toda su militancia, que es la militancia normal que tiene históricamente. Nunca ha estado el sindicato policial en función de su particularidad (…) No incidió no solo por tener una posición neutra o favorable a la LUC sino porque por sus características no aporta nada», expresó refiriéndose a la imposibilidad de los policías de pronunciarse políticamente. 

Consultado sobre si las declaraciones de los dirigentes de Sifpom —quienes afirmaron que herramientas presentes en la ley les servían para desempeñar mejor su trabajo— podrían haber influido en el resultado, señaló: «Es posible, pero no he hecho el análisis fino». De todas formas, se quejó de que «lo que sí es claro es que se pronunciaron en contra de las definiciones orgánicas del PIT-CNT».

Entre los impulsores del Sí, la seguridad pública fue un caballito de batalla durante la campaña. Las denuncias de abuso policial y la sucesión de hechos poco claros —que tuvo como punto cúspide una requisa en el estadio Parque Paladino en plena veda— fueron los puntos principales. El día de las elecciones, el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, le bajó el tono al asunto y dijo que se trataba de episodios «menores» pero que lo grave era que sucedieran uno tras otro y eso debía frenarse a tiempo.

En su conferencia por el triunfo del No, el presidente, Luis Lacalle Pou, agradeció a la Policía y señaló que «fueron usados injustamente» en la campaña. La discusión por la seguridad pública fue de las principales y más álgidas durante los meses de debate. Dentro de la ley que se impugnó, tiene un lugar privilegiado: el primer capítulo. Desde el comando del No y el sindicato policial con más afiliados (Sifpom) se interpretó el resultado favorable como un respaldo a la policía.

«Muy cierto», resumió el dirigente sindical Fabricio Ríos en su cuenta de Twitter, junto al extracto del video del presidente en el que les mandó su apoyo «personal» a los efectivos. «El pueblo uruguayo se expresó democráticamente. Pese al ensañamiento, la ciudadanía decidió, en materia de seguridad, dar voto de confianza a la Policía Nacional. A seguir brindando la seguridad que el pueblo necesita, con las garantías necesarias, la orden es no aflojar!», expuso la vicepresidenta Patricia Noy Cardozo, utilizando la frase de cabecera del difunto ministro del Interior Jorge Larrañaga. 

El Ministerio del Interior va por el allanamiento nocturno

En el Ministerio del Interior, en donde el triunfo del No también se leyó como un apoyo a la gestión, ya avizoran otras reformas posibles que antes podrían parecer resistidas, pero que a la luz de los resultados cuentan con respaldo popular. Entre ellas, la ley de allanamientos nocturnos, según dijo el director de Seguridad y Convivencia, Santiago González, El Observador en la noche del domingo. Uno de los siete objetivos que se había planteado el ministerio para este 2022 es ahondar la batalla contra el narcotráfico y fuentes de la cartera señalaron que es una herramienta clave para combatir a las bocas de droga y la intención es que resurja en la agenda parlamentaria lo antes posible. 

En el plano legislativo había sido el senador de Alianza Nacional Carlos Camy quien lo había propuesto. De acuerdo a lo expuesto por los consultados, la idea inicial es explorar las opciones que establece el artículo 331 de la Constitución. Allí se plantean las posibilidades para reformar o eliminar parte de la Constitución. Esto se debe a que la posibilidad de allanar en horas de la noche está vedada por ella. Este recurso fue sometido a consideración popular, entre otras medidas, en el plebiscito «Vivir sin Miedo» llevado a cabo en 2019 e impulsado por Larrañaga. Fracasó con el 46,83% de los votos. 





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: