Noticias

Pronóstico de ciclón inquieta a los agricultores: quedan US$ 700 millones de soja por levantar de las chacras

0 vistas
Pronóstico de ciclón inquieta a los agricultores: quedan US$ 700 millones de soja por levantar de las chacras


El mal estado del tiempo que se está registrando en buena parte del territorio uruguayo desde la noche del domingo y la alerta de un ciclón subtropical desde la mañana de este martes —con vientos de hasta 130 km por hora— pone en riesgo el ingreso al país de cientos millones de dólares que derivan de la exportación de soja, el principal cultivo agrícola del país. 

En la zafra 2021/2022 se sembró algo más de 1 millón de hectáreas de soja. Con un rendimiento promedio estimado en algo más de 2.700 kilos por hectárea (ha) permitirá recoger alrededor de 3 millones de toneladas, lo que se exporta casi en su totalidad. Con un precio promedio por el grano de US$ 580 por tonelada (hoy el valor supera los US$ 600, pero muchos productores comercializaron por debajo del promedio dado que se estila ir cerrando ventas incluso desde previo a la siembra), la cosecha global reportaría unos US$ 1.750 millones en ingresos de divisas por exportación. Como aún resta levantar el 40% de la oleaginosa de las chacras, “quedan en el campo” unos US$ 700 millones, según estimaciones del sector privado. 

Lo que más se teme en las chacras, con base en lo sucedido en las últimas horas y el pronóstico del Instituto Nacional de Meteorología (Inumet), es que haya precipitaciones en exceso y sobre todo vientos muy fuertes.

Las lluvias, si son en niveles muy elevados, pueden generar exceso de humedad en el grano y dificultades sanitarias. Los vientos, si son de mucha intensidad, pueden provocar desgrane en las chauchas y/o volcado de plantas. En ambos casos, puede derivar en pérdidas totales o parciales de lo que resta cosechar.

Se estima que queda un 40% del área por cosechar, con sojas casi prontas.

El avance en las labores de cosecha es muy dispar, depende de la zona del país, porque las sojas suelen quedar prontas primero en campos del litoral norte y luego la madurez completa se extiende hacia el litoral centro y sur, y también hacia el resto del centro y sur del país.

Agricultores consultados este lunes por El Observador admitieron la preocupación y temor que tienen, con base en que lo que queda por cosechar está casi listo, pero le falta un poco y si el temporal se expresa en toda su magnitud el daño puede ser relevante.

Lo positivo, explicaron, es que antes de este fin de semana hubo un período de 10 días, tras las últimas lluvias, que significaron una ventana de cosecha con gran intensidad de actividades de cosechadoras, tractores, tolvas y camiones extrayendo granos y derivándolos a los silos o directamente a los barcos en los puertos.

Si esta tormenta hubiese ocurrido hace una semana, pudo ocurrir un desastre admitió uno de los agrónomos consultados.

Si el estado del tiempo se normaliza este miércoles, saber cuándo se podrán reanudan las tareas en los campos dependerá de si en las horas siguientes hay mucha nubosidad o varias horas con sol, y de si hay un viento razonable que ayude al secado de suelos, plantas y granos. Por lo tanto, la trilla se reactivará dentro de las 48 a 72 horas siguientes, dependiendo de lo que haya sucedido en cada campo con las lluvias y el viento.

Uno de los productores descartó que este tiempo adverso genere pérdidas en las cuentas de cada sistema productivo, porque en general se ha vendido como para cubrir los costos de rentas si las hay y otros insumos; sí puede poner en riesgo el margen de rentabilidad, con perjuicio individual y colectivo para las cuentas del país. 

Detalló que el costo del cultivo este año se estima en unos 1.800 kilos por ha, lo que varía con base en si se paga renta o no y en cuando se adquirieron los insumos que fueron subiendo sobre todo en los últimos meses, por lo tanto de ahí en más (hacia los 2.700 kg promedio estimados o por encima) todo es ganancia.

Quienes ya cosecharon todo están a resguardo, pero quienes aún tienen sojas en los campos son los que están inquietos.

Los agricultores y sus asesores también vigilan de cerca el estado de los maíces de segunda, pendientes de cosecha, con plantas que están fuertes dado el avanza de las cañas, pero no exentas de riesgo si hay mucho viento.

De acuerdo a los datos de DIEA, en la última campaña se implantaron 145.160 ha de maíz, de las cuales 62.482 ha corresponden al área de segunda que todavía está pendiente de levantarse de las chacras. En tanto, la superficie de sorgo es sensiblemente inferior: 21.273 ha. 

 

En maíz, queda por cosechar el área de cultivos de segunda.

Impactos en las siembras de invierno

En otro orden, el detenimiento en las labores también se expresa en la siembra de cultivos de inviernoLa colza, que en un área récord tiene un importante avance de siembra, se ha ido instalando bien pero si hay mucha lluvia puede aparecer alguna necesidad de resiembra, con el consecuente atraso e incremento en los costos. La denominada oleaginosa de invierno, para un buen inicio de ciclo productivo, debería instalarse en los campos antes de fin de mayo.

En el caso de la cebada, lo ideal es iniciar los cultivos desde mediados de mayo, por lo tanto se está a tiempo de cumplir la actividad en un momento óptimo.

El trigo, a diferencia de la colza y la cebada, tiene una ventana de siembra más amplia, dado que hay diferentes ciclos con trigos de desarrollos cortos (y siembras más tardías, hasta en junio es lo ideal) y otros más extensos (con siembras que deben ir realizándose ahora).

En el caso de los cultivos de invierno, considerando la realidad de la colza, se señaló que por suerte hay un excelente precio por el grano en el mercado, sobre los US$ 700 por tonelada, lo que pone las cuentas a resguardo de riesgos, aunque el costo se ha disparado y supera con luz los US$ 1.000 por hectárea. De todos modos, si la necesidad de resiembra habrá otro motivo de preocupación.

La producción de soja se estimó en unos tres millones de toneladas.

Con las máquinas detenidas, mirando los pronósticos en los celulares y al cielo, los agricultores aguardan que la tormenta pase y deje el menor daño posible.

 





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: