Noticias

Poder Ejecutivo evalúa habilitar que empresas de supergás puedan recargar cualquier garrafa

0 vistas
Poder Ejecutivo evalúa habilitar que empresas de supergás puedan recargar cualquier garrafa


El Poder Ejecutivo evalúa por estas horas habilitar a que las empresas de supergás recarguen garrafas de cualquier empresa. Un decreto de 2007 establece que las empresas solo puede comercializar las de su propio sello aunque pueden recibir envases de cualquier color. 

El conflicto generado en la empresa Riogas comenzó a impactar en el mercado y en el sector alertan que se pueden generar problemas de abastecimiento en los próximos días, según dijeron desde Megal a El Observador. 

Al estar en conflicto Riogas, las otras empresas no tienen margen para intercambiar envases azules de esa empresa pero tampoco están habilitados a rellenarlos. Diego Durand, vicepresidente de Ancap, empresa propietaria de Ducsa, dijo a El Observador que el Poder Ejecutivo están evaluando la posibilidad de habilitar que cualquier empresa rellene envases de cualquier color aunque todavía no hay una definición. 

De no llegarse a una solución en los próximos días en el conflicto, desde Megal plantean que es necesario que el gobierno deberá implementar un decreto que permita que las empresas utilicen las garrafas de la empresa en conflicto para impedir un desabastecimiento en la población por un periodo de dos semanas. Este problema se da, además, en momentos en los que llegan los primeros fríos. 

El «clearing» y el paro

El sindicato de trabajadores de Riogas bloquea la planta de La Tablada

Riogas tiene garrafas azules, Acodike doradas, Megal verdes y Ducsa blancas. Los usuarios tienen libertad de comprar la garrafa que deseen y devolverla en cualquier puesto de distribución sin importar la empresa. Cuando se acumulan envases de otra empresa, se realiza el «clearing» de garrafas: una empresa se las deja a la otra, y se lleva las suyas.  

El problema es que para que este sistema de colores funcione, todo debe estar «en equilibrio», indicaron fuentes de Megal, porque si una empresa deja de producir o funcionar las demás pueden acumular garrafas de ese competidor sin poder utilizarlas, y tampoco pueden volver a tener sus propias garrafas retenidas en los puestos de distribución de esa organización.

El conflicto de Riogas comenzó la semana pasada por el despido de un trabajador, según la empresa por mala conducta, y la sanción a doce trabajadores mientras participaban de medidas de lucha. El sindicato de trabajadores bloqueó este domingo a la madrugada el acceso a la planta de La Tablada de Ancap, en Verdisol, y realizó un piquete en la planta de Supergás el miércoles.

Esto lleva a que Riogas no distribuya garrafas, ni realice el «clearing» con las demás empresas. Las empresas comenzaron a acumular garrafas de Riogas sin poder darles uso, y no pueden acceder a las garrafas que se dejan en esa empresa.

A esto se suma que la planta de Riogas no funciona, lo que perjudica a Ducsa, que tiene un contrato de exclusividad de producción en las plantas de Riogas y Acodike, ambas propiedad de Ancap. «Riogas no tiene gas, y las demás no tienen con qué» distribuirlo, explicaron las fuentes de Megal.

Durand explicó que esta situación afecta el envasado y genera demoras en la distribución de garrafas, y espera que la situación «no tenga un escenario más difícil del que se está atravesando».

«Hay personas con una mayor vulnerabilidad, a los que más le complica llegar a la energía para calefaccionarse, que terminan siendo afectadas por este tipo de conflictos», lamentó el vicepresidente de Ancap, y criticó que el sindicato de trabajadores de Riogas es «egoista» en este contexto, en el que pone un «palo en la rueda» a los distribuidores de gas.

Otros colores

Desde Megal entienden que si la situación continúa por dos o tres días, el Poder Ejecutivo deberá permitir, a través de la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua, que las otras distribuidoras abastezcan a la población con las garrafas de Riogas por al menos dos semanas, o hasta que se solucione el conflicto.

Esta alternativa ya fue utilizada por el gobierno en 2014 y 2016 por diferentes conflictos, y tiene el fin de evitar el desabastecimiento de la población.

Hasta ahora las empresas no han tenido problemas para abastecer a su mercado, pero entienden que la situación podría empeorar si las temperaturas continúan bajas como esta semana, lo que llevaría a que la demanda continúe aumentando.

Durand indicó que el «marco normativo» de los colores «se respeta y se cumple», pero afirmó que la situación se evalúa día a día y que la opción del permiso del Ejecutivo está sobre la mesa de Ancap como una posible solución.





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: