Noticias

Peces para limpiar el agua, el plan que analiza OSE para mejorar la calidad y evitar floración de algas

0 vistas
Peces para limpiar el agua, el plan que analiza OSE para mejorar la calidad y evitar floración de algas


Las autoridades de OSE analizan diferentes opciones para mejorar la calidad del agua que produce la planta de Aguas Corrientes ante el incremento de la contaminación del río Santa Lucía.

Mientras esperan la resolución del Poder Ejecutivo sobre el modelo financiero a implementar en Arazatí –la nueva toma de agua bruta desde el Río de la Plata–, el directorio de la empresa pública estudia diversas posibilidades para Aguas Corrientes, la planta que abastece a toda la población de Montevideo y parte de los departamentos de San José y Canelones. La intención es disminuir los costos de la potabilización pero manteniendo la calidad. 

Para cumplir con este objetivo, la empresa firmó en marzo un amplio acuerdo con la empresa israelí Mekorot, por el cual la compañía le brindará asesoramiento para mejorar el abastecimiento de agua a la región metropolitana.

El primer informe fue entregado a las autoridades a fines de mayo y plantea una serie de acciones a realizar a corto y mediano plazo.

Una de ellas es utilizar peces para mantener la calidad del agua que llega a la planta a través del río Santa Lucía y que luego es potabilizada mediante diversos tratamientos químicos.

Cómo sería el control biológico del reservorio con peces

La intención es construir reservas que puedan almacenar hasta 300 mil metros cúbicos de agua y poner allí dentro distintas especies de peces que mantengan el ecosistema. Al guardarse en espacios cerrados, el agua va perdiendo calidad, lo que encarece el proceso de potabilización ya que deben usarse más productos químicos. Los peces pueden neutralizar ese deterioro reduciendo «los picos de floración de algas y la carga orgánica a los filtros”, señala el informe redactado por los técnicos israelíes.

Mekorot puso como referencia la planta de filtrado de Eshkol en Israel, en la cual el agua es tratada con peces luego de pasar por una pileta de sedimentación. El tratamiento permite alcanzar una turbidez máxima de 1 NTU, el valor límite establecido por la OMS para agua potable. “Todos los reservorios que contienen aguas de efluentes tratados para ser reusados en agricultura contienen peces para evitar principalmente la floración de algas (por el alto contenido de materia orgánica en los efluentes tratados)”, agrega el documento.

La planta de Aguas Corrientes potabiliza el agua de la zona metropolitana

Al venir de una fuente que está contaminada y contener nutrientes como fósforo y nitrógeno se dan las condiciones para el crecimiento de algas microscópicas (fitoplancton) o parásitos (zooplancton), explicaron a El Observador desde OSE. Los peces podrían mantener la cadena ecológica en equilibrio sin que se deteriore la calidad, lo que permite disminuir la turbiedad y abarata el tratamiento posterior.

Analizan propuesta de lodos

Más allá de la propuesta de Mekorot, el directorio de OSE analiza si acepta una iniciativa privada presentada por Teyma y el grupo francés Suez para construir una planta para tratar los lodos que se generan en Aguas Corrientes. La empresa pública está intimada desde 2013 por la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) a corregir la situación. Aceptar la propuesta permitiría que se iniciaran los estudios de factibilidad.

La iniciativa es para tratar los 30 mil metros cúbicos que se generan por día por un período de 15 años. El contrato asciende a US$ 64 millones y es en formato BOT (por la sigla en inglés, y supone que el privado construya, opere y mantenga la planta), aunque la idea de las autoridades es aceptar parcialmente la propuesta de modo que la inversión se ubique entre US$ 15 millones y US$ 20 millones. La obra está proyectada en 18 meses.

«La ejecución de esta propuesta permitiría a la administración dar el debido cumplimiento a las disposiciones ambientales que regulan la disposición de los lodos producidos en el proceso de potabilización de la planta de Aguas Corrientes a través de una solución técnica que conlleva la valorización de los lodos objeto del tratamiento, significando un enfoque ambiental y social con la comunidad asentada en el área de influencia», señala el informe elevado al directorio por las gerencias de OSE.

Además, destaca que es «conveniente» desde el punto de vista económico-financiero para la administración, lo que la vuelve eficiente y promueve las mejores prácticas ambientales además de que «mejora y fortalece la imagen institucional de OSE».

El ministro de Ambiente, Adrián Peña, señaló a fines de marzo en el Foro Mundial del Agua en Senegal que la planta era un «viejo debe» y que las inversiones –el proyecto Neptuno, el saneamiento y la planta de lodos– eran «las más importantes de los últimos 50 años en agua potable y saneamiento y seguramente la inversión ambiental más importante de la historia de Uruguay”.





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: