Noticias

Mirá por qué es difícil que la solución a la carne cara sea importar desde Paraguay

0 vistas
Mirá por qué es difícil que la solución a la carne cara sea importar desde Paraguay


Al menos a corto plazo, empresarios del sector de la importación y distribución de carnes no ven como una solución viable un ingreso mucho mayor al actual de cortes vacunos paraguayos a precios que permitan que el consumidor acceda a esa proteína a un costo menor al de la producida en el país, cuyo valor aumentó 25% desde fines de enero.

En Brasil, desde donde viene la mayor cantidad de la carne bovina importada, hay valores de las haciendas y de las carnes similares a los que hay en la plaza local.

En Paraguay, el otro proveedor, si bien el valor de los ganados ha descendido y está muy por debajo del precio de la hacienda en Uruguay, se han dado condiciones productivas y de mercado que permitieron que los productores retengan a sus animales hasta tanto el precio les interese.

La industria paraguaya no dispone de una oferta de ganado importante ni tiene grandes excedentes de carne como para derivar a un mercado como el uruguayo.

Desde Uruguay, además, se paga menos que lo que abonan otros compradores que se abastecen en ese país, como lo hacen desde Chile e Israel.

La sensación de que como acá la carne está cara se encontrará carne barata en Paraguay no tiene sustento en la actualidad, afirmó un importador. De pronto más adelante eso cambia, todo es muy dinámico y la volatilidad es moneda corriente, añadió.

Este viernes, en conferencia de prensa, el ministro de Ganadería, Fernando Mattos, mencionó que dada la caída del mercado ruso para los exportadores paraguayos «seguramente habrá oportunidades ahí, seguramente los privados estén negociando».

Una alternativa que trascendió sobre el cierre de la última semana es que se pueda aprovechar un importante stock de carne paraguaya que permanece en el puerto de Montevideo, al no poder continuar su traslado hacia Rusia.

Todo es consecuencia de que las empresas navieras, desde que se produjo la invasión de Rusia a Ucrania, interrumpieron los traslados para evitar gestiones inconducentes y evitar gastos.

Una de las fuentes consultadas por El Observador precisó que es muy difícil que eso cristalice, considerando las normativas sanitarias y comerciales existentes, que establecen por ejemplo que la carne debe tener desde el origen industrial un certificado que indique el destino, tratándose además de carnes con etiquetados específicos en cajas y en los envasados internos.

El ruso es el segundo mercado en relevancia para la carne paraguaya, significa el 35% de las colocaciones, con negocios que hacen solo dos grandes industrias, Minerva y Concepción (entre ambas explican el 60% de la faena en ese país). Esas empresas siguen colocando en otros mercados y al abasto y en negocios a futuro les conviene redireccionar envíos a otros destinos, no a Uruguay, por un tema de precios. El resto de las industrias el Paraguay no se ven afectadas por lo que sucede en Europa.

En otro orden, con el propósito de facilitarle a la población el acceso a una proteína animal de bajo costo en tanto la carne vacuna está cara, se sugirió la utilidad de ambientar más fluidez en el otorgamiento de permisos de importación de carne aviar y de carne porcina con hueso.

Las importaciones en lo que va de 2022

La importación de carne vacuna, medida en volumen, aumentó un 5,2% en el período enero-febrero de 2022, comparado con los registros de esos mismos meses de 2021, avanzando de 3.526 a 3.709 toneladas, con base en datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC).

Se recibió carne solo desde dos mercados: 2.870 toneladas desde Brasil (77,4%) y 839 desde Paraguay (22,6%).

Ingresaron 1.800 toneladas en enero y 1.909 en febrero con una inversión de US$ 17,3 millones.

En lo que va de 2022, la tonelada de carne vacuna importada ingresó a un valor de US$ 4.668, por encima de los US$ 4.125 que se promedió en enero-febrero del año pasado (13,1% más).

El 56% de lo que ingresó fueron cortes de cuartos traseros, el 26,3% cortes de cuartos delanteros, el 16,7% recortes (trimmings) y el resto otros productos.

Considerando el total de carnes ingresadas en enero-febrero de 2022, la carne vacuna es un 37% del total, con un peso mayor de la carne porcina (59,6%) y otra menor de la aviar (3,4%).

El dato

La balanza comercial en el rubro comercio de carne vacuna desde y hacia Uruguay es ampliamente favorable al país, dado que en enero-febrero se exportaron 90.705 toneladas de carne vacuna (el 68% hacia China) por US$ 440,7 millones, a un promedio de US$ 4.859 por tonelada.

 

 





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: