Noticias

«Mi hijo no es un muerto más en Peñarol»: el activismo de Miguel Palazuelos y su error al cruzar el barrio

0 vistas
«Mi hijo no es un muerto más en Peñarol»: el activismo de Miguel Palazuelos y su error al cruzar el barrio


«Mi hijo no tiene cuentas con nadie, de ninguna clase, no es un muerto más en el barrio Peñarol», reclama con vehemencia la madre de Miguel Palazuelos.

Él, de entonces 30 años, salió de su casa el miércoles 11 de mayo a sacar plata a un cajero. En el camino, a la altura de Soria y Oliveras, lo mataron de un tiro. Fue el quinto homicidio registrado en pocas horas en el barrio Peñarol y la mayoría de estos y los que siguieron fueron atribuidos por las autoridades a ajustes de cuentas en el barrio. «Nosotros queremos limpiar el nombre de Miguel, justicia, que no haya más Migueles en el barrio», pidió su madre en conversación con El Observador

Una hora después de que su hijo fuera asesinado, la sentaron en una oficina de la Zona Operacional IV y le dijeron que el homicidio había sido un ajuste de cuentas –relató la mujer– y le preguntaron con insistencia sobre nombres que, cree, eran de narcos, pero que ella nunca había sentido nombrar.

Este viernes 20 fue recibida por una delegación del Ministerio del Interior en la que le aclararon que eso era una conjetura de la prensa y que el caso de su hijo estaba separado de los ajustes de cuentas investigados en el barrio. 

«Yo no digo que era perfecto, pero no se merecía la muerte que se le dio (…) Mi hijo no va a volver nunca más, pero no va ser un número», expresó. 

El caso lo investiga la fiscal Mirta Morales, quien dijo a El Observador que aún no tiene elementos para pronunciarse sobre el tema, pero aseguró: «La familia y todos se pueden quedar tranquilos que en esta fiscalía no hay homicidios de primera y de segunda. Haya sido así o no, nadie se merece morir así». 

Barrio, solidaridad y activismo contra el alcohol

Miguel Palazuelos

Trabajaba como limpiador y en su tiempo libre ayudaba en el cuadro de baby fútbol de Wanderers –razón por la que en el primer partido disputado después de su homicidio desplegaron un cartel pidiendo justicia por él– o a vecinos del barrio. En el tiempo que le quedaba, visitaba a sus sobrinos. Los amigos consultados por El Observador repiten que él era «todo solidaridad» y vivía fantaseando en cómo repartiría el pozo del 5 de Oro si algún día lo ganara. 

Su pasión por Wanderers vino por contagio. Fue uno de sus mejores amigos el que era hincha desde chico y fue transmitiéndolo al resto del grupo de amigos durante su infancia, que terminaron haciéndose hinchas del bohemio. «Él se hizo querer, uno lo arrimó, pero él estuvo siempre. Siempre que tuvo que dar una mano la dio», contó uno de ellos. 

Una vida llena de solidaridad tuvo un capítulo opaco. Palazuelos, tiempo atrás, sufrió problemas de alcoholismo, pero participó de un grupo de Alcohólicos Anónimos y se recuperó. 

«Él lo que tenía era que tomaba bastante alcohol, pero se metió en un grupo para salir de eso. ‘No quiero que mi madre me vea así, quiero disfrutar a mi sobrino’, decía. Hacía un año y un poco más que él hablaba con todos los gurises acá en la esquina diciéndoles ‘el barrio está bravo, viste, pero también las drogas, el alcohol, esas cosas te matan’. Les hablaba para que intenten dejar eso. Hasta era pesado, porque los gurises lo veían venir y decían ‘ya viene el Miguel, bo, a atomizar’, pero él arrancaba y estaba demás eso», recordó uno de sus mejores amigos. 

Sin que le pidieran, cortaba el pasto o le tiraba la basura a los vecinos o a la gente de Wanderers. «En el barrio hay más gente laburadora que de la otra, pero cuando pasan estas cosas de este lado es así, la fácil, decir ‘ajuste de cuentas’, porque pasa tantas veces que entonces es normal», sostuvo su amigo. 

«Lo único malo que hizo fue cruzar para ese lado»

Su familia y sus amigos dicen estar alejados de las riñas en el barrio que dejaron un tendal de muertos, pero uno de ellos afirmó que hay «bandas por cuadras, no solo vinculadas al narcotráfico». «Miguel, que no tenía problema con nadie, cruzó para la otra zona pero sin ningún miedo porque él no tiene nada que ver. Se ve que alguno lo confundió o no sabía y le disparó. Él lo único malo que hizo fue cruzar para ese lado», dijo. 





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: