Noticias

Los hallazgos que encontró la delegación uruguaya que fue a conocer el ecosistema canadiense de cannabis legal

0 vistas
Los hallazgos que encontró la delegación uruguaya que fue a conocer el ecosistema canadiense de cannabis legal


En el mundo diplomático dirían que Uruguay y Canadá comparten valores y principios. Y omitirían decir que, en realidad, los une pocas cosas más. Sin embargo, desde que ambos países se embarcaron en la aventura de legalizar la producción y distribución de cannabis han encontrado un lugar de trabajo común que jerarquizó y ensanchó la agenda.

El estado norteamericano acumula un ensayo de 20 años de cannabis medicinal legal y otros tres desde que decidió regular el consumo recreativo para los adultos. En tanto, Uruguay cumplirá el próximo año su primera década desde que legalizó la producción y distribución del cannabis. En ambos casos los estados trabajaron con principios rectores similares, ya que priorizaron la salud y seguridad pública. Esta sincronía temporal y espíritu compartido llevó a que el asunto se jerarquizara en la relación bilateral durante los últimos años.

En noviembre de 2021 ambos países decidieron dar un paso más en este proceso de fortalecimiento de los lazos institucionales, acordando profundizar los vínculos, los intercambios de información y datos estadísticos, de mejores prácticas, lecciones aprendidas y colaboración en proyectos de interés común.

En ese marco de cooperación creciente fue que una delegación encabezada por el presidente de la Junta Nacional de Drogas, Daniel Radío, e integrada por la directora de Industria, Susana Pecoy, el secretario ejecutivo del Ircca, Juan Ignacio Tastás y el coordinador del Programa de Cannabis Medicinal y Terapéutico del Ministerio de Salud Pública, José Lacava, visitó Canadá la semana pasada a los efectos de conocer la experiencia de ese país con la legalización del cannabis. La delegación interinstitucional mantuvo reuniones con distintos actores del ecosistema cannábico canadiense.

Hubo contactos de alto nivel y de nivel técnico con la entidad reguladora canadiense, que es el Ministerio de Salud Pública de ese país (Health Canada), así como con la cancillería canadiense. Allí abordaron temas vinculados tanto a la regulación del cannabis de uso adulto, cannabis medicinal, así como el posicionamiento ante las Convenciones de Naciones Unidas.

La experiencia de dos décadas con cannabis medicinal regulado le permitió a los uruguayos conocer el funcionamiento de un sistema que en Uruguay no termina de despegar, más allá del marco normativo habilitante. Uno de los temas en los que hicieron hincapié los expertos canadienses fue la necesidad de formar a los médicos en este tema específico para alejar el estigma y que se generara confianza a la hora de prescribir la medicación.

Uno de los puntos relevantes de la visita, que fue coordinada por la embajada de Uruguay en ese país, fue el diálogo que mantuvieron con autoridades de algunos de los principales bancos canadienses que han liderado la prestación de servicios financieros a la industria del cannabis de ese país luego de la legalización, con especial foco en el relacionamiento con la banca de los Estados Unidos. Uno de los encuentros fue con el Bank of Montreal, uno de los más importantes del país.

Allí las autoridades uruguayas comprobaron que la banca canadiense no tiene mayores obstáculos ni inconvenientes para trabajar con sus corresponsales estadounidenses en servicios financieros vinculados al cannabis. En su momento diseñaron parámetros sobre los que operan sin dificultades, lo cual constituye un precedente relevante para una dificultad que habían experimentado los bancos y productores uruguayos, y que incluso llevó a actuar al gobierno de Tabaré Vázquez.

Otro de los encuentros relevantes fue con los industriales canadienses para conocer las mejores prácticas de producción de varias de las principales empresas del sector.  En una de esas reuniones con el Consejo de Política de Cannabis de la Cámara de Comercio de Ontario, los locales pasaron un mensaje concreto: “la necesidad de regular temprano, pero suavizar las regulaciones a medida que la industria evoluciona y madura”, tal como contó en un tuit Daniel Safayeni, vicepresidente de la Cámara. Así fue como los industriales canadienses transmitieron que la flexibilización de la industria es necesaria para poder sobrevivir.

Además se mantuvieron contactos con centros de investigación, como la Universidad de Mc Gill en Montreal, vinculados a distintos usos del cannabis medicinal, con miras a desarrollar actividades de colaboración mutua.

En el entorno del 80% de la población canadiense manifestó conformidad con la legalización del cannabis, según una encuesta de opinión reciente. En ese país el mercado legal captó más del 50% del consumo, mientras que el 35% de la población admitió haber consumido alguna vez.

A pesar de estos números, las autoridades canadienses están en un proceso de análisis sobre el funcionamiento de la norma que estaba contemplado dentro de la propia ley, a los efectos de ajustar aquellas cosas que crean que merecen revisión.





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: