Noticias

Lacalle Pou ordenó a Bustillo unirse a declaración de la OEA que condena invasión rusa

0 vistas
Lacalle Pou ordenó a Bustillo unirse a declaración de la OEA que condena invasión rusa


El presidente Luis Lacalle Pou ordenó al ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo, que Uruguay adhiera a la declaración de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que condenó la invasión de Rusia a Ucrania, confirmaron fuentes de Presidencia a El Observador. 

La decisión del presidente, que significa una revisión de la postura original uruguaya en el organismo, ocurrió luego que se hiciera público que la cancillería había instruido al embajador de Uruguay ante el organismo, Washington Abdala, a votar en contra. 

Desde Presidencia se comunicaron con el canciller Francisco Bustillo para que hablara con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y le encomendaron a Abdala que hiciera gestiones con el resto de los representantes para rectificar la posición de Uruguay. Según supo El Observador, el presidente jugó un rol fundamental en estas horas para que Uruguay modificara su postura. Durante la conversación entre Lacalle Pou y Bustillo, el canciller reconoció y se hizo responsable por su error. 

El Observador informó este domingo que cancillería le instruyó al embajador uruguayo ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Washington Abdala, no acompañar una resolución condenatoria de la «invasión ilegal, injustificada y no provocada” de Ucrania por parte de Rusia que, además, pedía la «retirada inmediata» de la presencia militar rusa en el país de Europa Oriental.

De esa forma, Uruguay se mantuvo entre los 10 de 34 países de la OEA que se negaron a copatrocinar la declaración, junto a Argentina, Brasil, Bolivia, El Salvador y Nicaragua, entre otros. 

La instrucción que recibió Abdala vino directamente del canciller, a través de una jerarquía de la cancillería, el viernes de mañana. Abdala había iniciado las consultas con el Palacio Santos el miércoles y había argumentado sobre la necesidad de adherirse a la resolución en virtud del contenido de la misma y de las numerosas adhesiones que había concitado.

Sin embargo, en la cúpula de la cancillería creyeron oportuno no votar la declaración y así se lo informaron a Abdala el viernes de mañana, antes de ingresar al Parlamento para comparecer por las negociación del Tratado de Libre Comercio con China. 

Tras la publicación de la noticia este sábado, Cancillería divulgó un comunicado en el que argumentó que no había votado la resolución a la que adhirieron 24 países porque Uruguay ya había realizado “manifestaciones públicas contundentes respecto a la invasión al territorio ucraniano y condenado tales acciones” en dos comunicados emitidos por el Ministerio de Relaciones Exteriores, con un tuit presidencial y además la palabra de Luis Lacalle Pou en una rueda de prensa.

Sin embargo, según contaron fuentes diplomáticas a El Observador, la representación uruguaya ante la OEA procuró negociar el contenido de esa resolución a los efectos de adherir, pero la decisión del gobierno fue mantenerse al margen, fundamentalmente porque la declaración no contaba con el apoyo de Argentina y de Brasil. 

Los dos vecinos de Uruguay han tenido acercamientos hacia el gobierno de Vladimir Putin en los últimos meses, incluyendo misiones presidenciales a Moscú, y también han exhibido posturas menos duras para con Rusia que las del gobierno de Lacalle Pou ante la agresión de la última semana.

Contradicciones

Además de «condenar enérgicamente la invasión ilegal, injustificada y no provocada de Ucrania por parte de la Federación Rusa» y pedir la «retirada inmediata de la presencia militar», la declaración de la OEA llama «el cese de cualquier otra acción militar» en Ucrania, hace un «llamado enérgico» a Rusia para «cesar inmediatamente sus hostilidades» y condenan «el reconocimiento ilegal por parte de la Federación Rusa de las regiones de Donetsk y Luhansk».

Instruido a no acompañar el documento, Abdala hizo un discurso ante sus pares en el que retomó las críticas de Lacalle Pou a la «ofensiva contra Ucrania» por parte de las «fuerzas militares rusas», rechazó las «acciones contrarias al derecho internacional y a los principios rectores de Naciones Unidas», y señaló que «urge salir de esta situación cuanto antes para resolver civilizadamente el conflicto»

Tras conocerse que Uruguay no había acompañado el texto de la OEA, la Cancillería emitió un comunicado titulado «Uruguay condena la invasión rusa a Ucrania», en el que remitió a los dos otros comunicados difundidos en la semana y las manifestaciones públicas de Lacalle Pou. 

«A través de diversos pronunciamientos, Uruguay ha expresado su clara condena a la violación de la soberanía, la integridad territorial y la independencia de Ucrania por parte de fuerzas militares de la Federación Rusa, considerándola una violación del derecho internacional y de los principios de la Carta de Naciones Unidas», expresó el ministerio. 

Sin embargo, la palabra «condena» –uno de los términos que ranquea más alto en el mundo diplomático para señalar la desaprobación de una conducta por parte de un actor internacional– no había aparecido en los dos comunicados anteriores de la diplomacia uruguaya a raíz de la invasión rusa a Ucrania.

De hecho, ese término recién figuró en el comunicado de este sábado, cuando procuraron explicar por qué no habían votado la resolución condenatoria en la OEA.

Quien sí usó ese término fue Lacalle Pou en una rueda de prensa en la que se expresó de forma categórica y contundente sobre el asunto, en contraste con su más cuidado tuit en el que rechazaba las acciones rusas a través de un silogismo –el presidente escribió que Rusia había iniciado una “ofensiva contra Ucrania” y luego agregó que su gobierno rechaza las “acciones contrarias al derecho internacional–, y a diferencia también de la voz del Palacio Santos que ya había denunciado inequívocamente la violación de las normas y principios del derecho internacional, aunque sin usar específicamente la palabra «condena». 

El comunicado de Cancillería de este sábado fue también el primero en utilizar la palabra «invasión» y no «ofensiva» por parte de Rusia. 

Pero más allá de las cuestiones terminológicas, el comunicado explicativo de Cancillería del voto uruguayo en el organismo no aclaró por qué no apoyó la resolución si coincidía plenamente con la aludida postura condenatoria uruguaya. 

Tampoco explicó en qué cambiaba el hecho de que “Uruguay ya se había expresado”, considerando que eso tampoco impidió que el embajador Abdala manifestara nuevamente la postura uruguaya en esa instancia.

«Los principios en los que creemos son los de abstenerse a recurrir a la amenaza o el uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia de cualquier estado”, sostuvo Abdala, en línea con lo que planteaba la resolución a la que le ordenaron no adherir. 

Si, tal como dice la cancillería, la razón para no acompañar la declaración es que Uruguay ya se había expresado, entonces: ¿por qué Abdala hizo uso de la palabra expresando de nuevo la postura uruguaya que no difiere demasiado de la mencionada resolución? ¿Por qué el Ministerio de Relaciones Exteriores hizo luego un nuevo comunicado reiterando su posición, e incorporando además términos como «condena» e «invasión», que estaban incluidos en la declaración que decidió no acompañar?

Lo que se vio puertas afuera -y lo que quedó plasmado en la formalidad- después de la instancia de la OEA es que Uruguay no apoyó la moción de condena avalada por la mayoría de los países miembros en el principal foro político del hemisferio según el propio gobierno, una señal que va en contra de lo que, en lo discursivo, la cancillería intentó explicar después.





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: