Noticias

La UAM cumple un año con más ventas, precios en baja, reconocimientos y deberes

0 vistas
La UAM cumple un año con más ventas, precios en baja, reconocimientos y deberes


El martes 22 de febrero la Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM) cumplirá su primer aniversario. La mudanza del Mercado Modelo a un predio 15 veces mayor y creado “desde cero” con la inversión público-privada de unos US$ 65 millones –ubicado sobre la ruta 5 y camino Pérez, al costado del arroyo Pantanoso– cristalizó en un año en el que allí creció con fuerza la comercialización, pero de la mano de valores menores por los productos hortifrutícolas tranzados.

Durante 2021 en la UAM hubo una colocación de 380 mil toneladas de frutas y hortalizas, un 15% más que el promedio de los últimos cinco años de operaciones en el mercado anterior, informó el presidente de la UAM, Daniel Garín.

Los mayoristas le pidieron al directorio que analizaran hacer cambios en la circulación.

En el nuevo centro “los negocios fueron mucho más ágiles” por la exhibición que tienen los productos, expresó; “ahora es mucho más fácil identificar la calidad de lo que se compra”, indicó.

Si bien las ventas aumentaron, el precio de los productos bajó. Se comercializaron en 2021 US$ 300 millones en este mercado, una cifra menor a la obtenida en el último año de trabajo del Mercado Modelo, mencionó.

El valor kilo canasta fue 8% menor al del año anterior. Este indicador de precios surge de la suma de los valores promedios de los 30 principales productos hortifrutícolas comercializados, ponderados con su incidencia en los ingresos al mercado.

La baja se explica por un aumento en la producción y en la oferta.

La UAM, que es mucho más que un simple mercado de frutas y hortalizas, como lo era el anterior en el barrio Bolívar, alberga a más de 500 empresas y es conducida por un directorio integrado por representantes del gobierno departamental y nacional y del sector privado, cuya conformación generó varias rispideces al inicio del año pasado.

La puesta en marcha de este nuevo centro de comercialización –básicamente mayorista, pero también para compras minoristas– trajo cambios para los vendedores y clientes.

Los precios obtenidos en 2021 fueron menores a los logrados en el último año de operativa del Mercado Modelo.

Marcelo Moizo, representante de los mayoristas en el directorio de la UAM, resaltó que el año 2021 fue “bastante particular”, porque la mayoría de los rubros hortifrutícolas tuvieron precios más bajos.

“Va a quedar como antecedente en la historia de la comercialización mayorista que el año que nos mudamos a la UAM fue un año de precios muy deprimidos”, expresó el operador.

A los feriantes se les complicó por el tema distancia 

Para los feriantes, la mudanza del antiguo Mercado Modelo hizo que el 2021 “fuera un año complicado”, aseguró Julio Díaz, presidente de la Asociación de Feriantes del Uruguay.

“Nos fuimos de un mercado de 80 años donde el feriante tenía sus costumbres, un mercado aggionardo al lugar en el que estaba, porque los feriantes viven más o menos en las inmediaciones, fue un golpe duro, porque antes pasábamos por el mercado y nos íbamos a la feria y ahora tenemos una distancia de muchos kilómetros”, detalló.

Pero, “aunque los cambios a veces complican un poco, son para mejor en el futuro”, admitió.

Los feriantes destacaron el diálogo que han tenido con la administración del mercado.

Para los minoristas la rutina se reacomodó cuando el mercado se instaló en un punto más alejado de la ciudad, principalmente por los tiempos de viaje hasta las ferias.

“Lo bueno es que siempre hubo diálogo y fuimos partícipes de las decisiones. Al principio pensamos que íbamos a remar contra la corriente, pero no fue así porque siempre se nos consultó todo”, destacó. Por ejemplo, para acordar el horario de apertura del mercado se creó una Comisión de Horario que trabajó durante cuatro meses.

Hay más competencia y eso ambienta mejores precios 

Díaz explicó que en su mayoría los feriantes son los mismos que iban al otro mercado, pero que en la UAM hay mayores oportunidades de negocio, porque hay más competencia entre los vendedores, lo que hace que se pueda acceder a mejores precios recorriendo la plaza comercial.

En 2021, dos millones de personas visitaron la UAM.

Moizo coincidió y comentó que se notó un cambio de comportamiento en algunos compradores. Hay clientes más chicos que o se retiraron del negocio o bien acceden a la mercadería a través de un distribuidor que es el que se abastece en la UAM, indicó.

Mientras, en algunas zonas de Canelones algunos productores que hacían venta directa han perdido clientela porque ahora van a comprar a la UAM y otros productores decidieron no llevar mercadería al nuevo mercado por la distancia, contó.

Más compradores y seguridad

En 2021 “hubo más compradores” que en años anteriores, informó Garín. Indicó que dos millones de personas visitaron la UAM y hubo un flujo anual de 170 mil vehículos el año pasado. Desde la administración identificaron que “hay más compradores de pocos bultos”, es decir, que compran en menores cantidades. Y la mayor parte de esa clientela es femenina.

Díaz destacó que una de las cosas más positivas de la UAM es la seguridad que hay, porque el espacio de ventas es más grande. “Antes en el mercado pasaban accidentes y ahora está mucho más claro por dónde van las zorras, los elevadores y el público”, sostuvo.

Moizo, por su parte, agregó que el nuevo edificio trajo “un montón de mejoras” en el orden de la operativa comercial, la seguridad y la higiene, y mencionó que “la seguridad se nota”.

En ese sentido, hay un sistema de video vigilancia, lo que les da “mayor tranquilidad”.

En 2021 se vendieron 380 mil toneladas d.

Confianza en el directorio

El directorio de la UAM comenzó a funcionar en junio de 2021, luego de que el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, y la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, insistieran en ello.

Tras ocho meses de trabajo, Garín sostuvo que “viene funcionando muy bien”. Según dijo, “se vienen resolviendo temas importantes y estamos generando confianza y conocimiento mutuo como para poder desempeñar cada día mejor las tareas”.

Remarcó que el primer año “fue para acomodar la operativa a la infraestructura” y que “hay buenas perspectivas” para el futuro del mercado.

Algunas cosas que hay para mejorar

“Cosas para mejorar hay siempre, y muchas”, dijo Garín, sobre los planes a futuro para el mercado. El directorio trabaja en el Plan Estratégico de los próximos cinco años que, detalló, tiene como objetivo mejorar la calidad de los servicios, la limpieza, la seguridad y las condiciones de convivencia entre operadores, trabajadores y clientes.

Díaz expresó que las perspectivas son muy buenas, “hay cosas para arreglar y sé que hay mucha voluntad. Todo es muy nuevo y va a llevar tiempo”. Añadió que una de las cosas a mejorar puede ser la ubicación del Mercado Polivalente, que quienes venden allí “quedaron medios alejados de la movida”, o el horario de entrada para quienes compran mercadería para llevar al interior.

Moizo indicó que “había un montón de expectativas para la apertura de la UAM y se cumplieron”, aunque quedan cosas por mejorar, que inciden en el sector. Según explicó, uno de los reclamos es que debe haber mayor control del contrabando de frutas y hortalizas desde países vecinos que compiten con la producción nacional. Además, agregó que «un problema grave que tiene la UAM son las condiciones de desigualdad en las oportunidades de negocio, ya que no todos los vendedores acceden a la misma masa de compradores dentro del mercado», por la ubicación. Esta situación ya fue planteada a la directiva, a la que se le pidió que ordenara la circulación, aseguró.

Las malas palabras y los torsos desnudos 

Garín aseguró que se ha identificado un incremento muy significativo de la presencia de mujeres en las tareas principales de la actividad del mercado, que se debe a las mejoras en la infraestructura del parque comercial y a las normas de convivencia que ha impulsado la administración, que “favorecen la presencia de la mujer”.

“Todo está más iluminado y limpio, la exhibición permite que la compra se haga por una calle principal más pública, no hay necesidad de entrar a los puestos, son condiciones que facilitan la presencia de la mujer en el mercado. Estamos haciendo un esfuerzo para evitar situaciones de violencia, griteríos y malas palabras y se está trabajando mucho para que los hombres no anden con el torso desnudo. Son elementos que por sí mismos quizás no explican nada, pero en conjunto hacen a normas de convivencia para que la inserción de la mujer se dé en mejores condiciones”, explicó.

Los protagonistas destacaron la seguridad en la UAM.





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: