Noticias

Katoen Natie no podrá tomar más carga hasta febrero y genera tregua en la guerra portuaria

0 vistas
Katoen Natie no podrá tomar más carga hasta febrero y genera tregua en la guerra portuaria


Katoen Natie le comunicó a la Administración Nacional de Puertos (ANP) que hasta el 1° de febrero de 2023 no tendrá ninguna posibilidad –por temas operativos– de tomar nuevos servicios en la terminal de contenedores que opera en el Puerto de Montevideo. El anuncio fue recibido como una bocanada de oxígeno en el Poder Ejecutivo, ya que permitirá hasta esa fecha conservar un «escenario de estabilidad» y «mantener el status quo» en la distribución de las cargas con Montecon, lo que posibilitará una tregua tácita en el conflicto portuario.

«Para decirlo claro, Montecon no perdería más servicios al menos hasta febrero», destacó en el Parlamento el ministro de Trabajo, Pablo Mieres. El jerarca, junto al ministro de Transporte José Luis Falero, debió comparecer este miércoles ante la Comisión de Transporte del Senado para actualizar la información disponible sobre el conflicto portuario. 

A través de una carta a la que accedió El Observador, Katoen Natie insistió en que el conflicto en el puerto responde a «las serias irregularidades mantenidas en las operaciones por más de una década por la empresa Montecon lo cual es, además, responsabilidad de las autoridades que las permitieron», en directa referencia a la gestión del Frente Amplio.

La multinacional dejó en claro que su anuncio de que hasta febrero no tomará nueva operativa «es a los solos efectos de la aplicación del protocolo y no a la libertad de contratación de empresas», remarcando la vigencia de la normativa y la reglamentación que le otorga prioridad de atraque a la terminal especializada de Terminal Cuenca del Plata (propiedad de Katoen Natie en un 80% y la ANP en un 20%) a la hora de captar las cargas. En caso de un tope en la operativa de esa terminal, sin embargo, la normativa abre el juego a que la carga vaya para los muelles públicos. 

El 22 de agosto la firma belga deberá presentar el plan de ejecución de las obras a las que quedó comprometida en el acuerdo que extendió en su favor hasta 2081 la concesión de la terminal de contenedores.

Allí se habla de un nuevo muelle de 700 metros de largo diseñado para atender buques de hasta 400 metros de eslora, 59 de manga y un calado de 14 metros, en el cual irán a operar hasta nueve grúas pórtico de 30 metros de trocha. El muelle se extenderá hasta 30 metros con el objetivo de que disponga de dos puestos de atraque. 

Al respecto, actualmente se analizan las condiciones estructurales para aumentar el calado de la zona hasta 14 metros y la construcción de una nueva planta de contenedores que incluiría la recuperación de 20 hectáreas de zona acuática, que serían pavimentadas. La extensión total programada de la terminal es de 58 hectáreas. La capacidad operativa, que para el período 2021-2024 será de 1 millón de TEU –la unidad de medida de capacidad del transporte marítimo–, se proyecta duplicar para 2030. 

El monto a invertir por la empresa, según informó Falero, será de US$ 444 millones. Ese número motivó una advertencia de la oposición, que a través del senador Charles Carrera recordó que el presidente Luis Lacalle Pou había hablado de US$ 455 millones en su discurso ante la Asamblea General el 2 de marzo de 2021, cuando anunció el acuerdo con la multinacional. Esa fue la cifra que también manejó el gobierno en un comunicado público. 

La empresa prevé que a partir de 2025 algunos servicios navieros deberán cumplirse con buques de mayor tamaño, lo que provocará que el volumen que hoy atiende el puerto de Buenos Aires se distribuya con Montevideo y el sur de Brasil, sobre todo en lo que respecta a servicios «feeder». 

Un aviso para Montecon

Desde el Frente Amplio ven en el acuerdo con Katoen Natie las raíces del conflicto generado en Montecon, que anunció despidos ante la pérdida de operativa a manos de su competidora, todo en el marco además de una demanda internacional que adelantó contra el Estado uruguayo. A partir de este miércoles y por tres meses, 108 trabajadores de esa firma están en el seguro de desempleo, técnicamente por «suspensión». 

Mieres dijo que se trata de un seguro especial «en el sentido fuerte del término», con un nivel de retribución equivalente al 70% de la remuneración y, eventualmente, 20% adicional por ser jefe de familia. Se prevé además en estos casos elevar hasta $ 70 mil el tope a cobrar por subsidio. También se prevé un mecanismo de seguro parcial para los funcionarios que sufran una disminución en su salario por reducción horaria. 

Según Mieres existe un acuerdo por el que TCP está dispuesta a incorporar hasta 110 trabajadores. La otra apuesta es a la provisión de 50 vacantes que, según la Administración Nacional del Puertos, se estarían generando en los próximos doce meses. En ambos casos el compromiso es que los funcionarios con experiencia portuaria tendrán prioridad. 

El gobierno tiene en el horizonte además un incremento de la actividad portuaria a partir de la terminal por la que UPM sacará su producción de pasta de celulosa. Mieres recordó que esa terminal estará a cargo de una nueva empresa de la que el 50% del paquete accionario está en manos de la chilena Ultramar, una de las propietarias de Montecon. El comienzo de la operativa está previsto, a más tardar, para el primer trimestre de 2023. «Con respecto a los puestos de trabajo en el puerto hay una clara tendencia hacia el crecimiento», aseguró Mieres. 

El presidente de la ANP, Juan Curbelo, agregó que distintos operadores han planteado quejas por una serie de demoras en la operativa de Montecon en los muelles públicos, en particular las barcazas con carga procedente de Paraguay. La explicación es que la firma está trabajando con cuatro grúas por lo que, si debe atender un buque océanico, tiene que demorar la atención a las barcazas. 

El mensaje fue que «es muy importante mantener y fidelizar» la carga paraguaya, de la que Montevideo logró recuperar buena parte en el último año de manos de Buenos Aires. «Si se empiezan a generar demoras podemos correr el riesgo de que esa carga vuelva a otros puertos que no son los nuestros» dijo Curbelo. En ese sentido, el martes la ANP le transmitió a Montecon la necesidad de incorporar una «nueva mano» que le permita atender la carga oceánica y la paraguaya al mismo tiempo.





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: