Noticias

Gobierno liberó permisos para importar más pollo y bajar su precio al público

0 vistas
Gobierno liberó permisos para importar más pollo y bajar su precio al público


El Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP) liberó en las últimas horas un número «importante» de permisos de importación de carne aviar que estaban pendientes para elevar la oferta local y reducir su precio de venta al público. «Es un volumen importante y esperamos que tenga su impacto en el correr de las próximas semanas a medida que esa mercadería comience a arribar al país», dijo una fuente oficial a El Observador. 

El presidente de la República Luis Lacalle Pou declaró este martes en la inauguración de la Expoactiva Nacional que en breve habría «noticias sobre algunos precios de insumos fundamentales» para la canasta de consumo. El mandatario aclaró que las medidas serán diferentes según el tipo de producto pero no dio mayores detalles. 

De acuerdo al reporte mensual de precios de febrero que publicó el Ministerio de Economía y Finanzas, el kg de pollo en las principales cadenas de supermercados de Uruguay va desde $ 157 a $ 170 por kg. En tanto, en las carnicerías, el precio del pollo está entre los $ 130 a $ 170 por kg actualmente. 

«En Uruguay el precio de la carne de pollo es más barata que otras proteínas como la carne vacuna, pero respecto a otros países es cara», explicó la fuente. Por ese motivo, fue que el Poder Ejecutivo tomó como primera medida «agilizar los permisos» de importación que distintos agentes privados habían presentado ante las autoridades del MGAP.

De acuerdo a datos aduaneros, en lo que va de este año se han importado 523 toneladas de carne aviar, con un precio medio de US$ 3,29 por kg (unos $ 1,40). El principal origen de las importaciones de pollo de Uruguay es Chile (79%), seguido por Brasil (13%) y EEUU (8%). Ese mayor volumen de pollo «más barato» del exterior debería abaratar el acceso a esa proteína para las mesas de los uruguayos, la segunda más importante por detrás de la vacuna. Además, ese mayor volumen de pollo importado debería llevar a una reducción en los precios que fija la industria avícola uruguaya para el consumo interno. Uruguay no es un país competitivo para exportar carne aviar actualmente porque sus costos de producción son superiores a otros proveedores internacionales. 

El consumo de pollo se aceleró considerablemente en los últimos tres años y habría llegado a 23,2 kg en 2021, lo que marca un crecimiento de 27% en ese período. En 2018, el consumo por persona estaba en 18,3 kg, según datos del INAC. 

La carne vacuna vuela

Tomando los tres productos más demandados en las carnicerías de barrio, el precio de la carne picada oscila actualmente de $ 250 a $ 400 por kg, el del asado de $ 290 a y $ 450 y el precio de la pulpa de trasero para elaborar bifes de milanesas ya cortadas va de $ 450 a $ 550. 

En tanto, el kg de milanesa de pollo empanada cuesta $ 280 por kg en las carnicerías frente a los $ 350 piso de la carne vacuna, informó un carnicero. 

La fuente del Poder Ejecutivo indicó que el gobierno puede «hacer poco» para intervenir en el mercado ya que los precios de la carne vacuna «está cara en todo el mundo». 

El valor del novillo gordo —que la industria le compra a los productores uruguayos— está en niveles récord con una precio de US$ 5 por kg a la carne (unos $ 220). Además, el efecto de la guerra entre Rusia y Ucrania, «que son los graneros del mundo», está provocando una fuerte escalada en los valores del trigo y el maíz, granos muy utilizado para el engorde de los animales que luego van a faena. 

Por ese motivo, en el gobierno consideran como «poco probable» llegar a algún tipo de acuerdo de precios con los frigoríficos para fijar precios de algunos cortes populares para el abasto. «Quizás se pueda hacer algo más por el lado impositivo. Esa es la realidad», indicó.

El pasado lunes, el Comité Ejecutivo del Partido Colorado (CEN) manejó como propuesta la posibilidad de eliminar el IVA mínimo (10%) a una serie de artículos de la canasta de consumo. 

En su momento, se manejó que Paraguay podría emerger como un proveedor importante para Uruguay teniendo en cuenta la pérdida del mercado ruso y de que contaba con contenedores en el puerto de Montevideo que tenían como destino ese país. Sin embargo, es «tan elevada» la demanda por carne bovina que los industriales paraguayos no encontraron mayores dificultades para «redireccionar» esa carne vacuna a mercados como Chile o Medio Oriente.

De todas formas, dado que el precio del novillo en Paraguay —que no está habilitado para exportar a China— cotiza hoy a US$ 3,30 por kg a la carne, es «muy factible» que ingrese un mayor volumen de carne paraguaya que la habitual, explicó la fuente del gobierno. 

Entre 2017 y 2020 (el último dato oficial), el consumidor promedio en el país pasó de consumir 54,6 kg de carne vacuna a 45,7 kg anualmente, una retracción de 16,3%, de acuerdo al INAC. Pese a ello, Uruguay ha peleado históricamente el primer puesto mundial de consumo de carne bovina per cápita con Argentina.

El precio promedio de la tonelada de carne vacuna exportada de Uruguay en los últimos 30 días al 5 de marzo se ubicó en US$ 4.938 por tonelada; hace un año atrás su valor era de US$ 3.975 (+24%), según datos del INAC. Las ventas al mercado chino —principal cliente— aumentaron 73% en lo que va de este año, a US$ 329,4 millones. 

 





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: