Noticias

entre la libertad del usuario y la defensa de los intereses de Antel

0 vistas
entre la libertad del usuario y la defensa de los intereses de Antel


Los últimos artículos de la ley de urgente consideración (LUC) –del 471 al 476– son los que refieren a la portabilidad numérica y han generado cruces entre oposición y gobierno ni bien se dieron a conocer.

La portabilidad numérica es una funcionalidad que permite a los usuarios cambiar de compañía telefónica sin perder su número. Una de las principales características que tiene desde el punto de vista comercial es que elimina las barreras de salida que enfrentan los usuarios para cambiar de proveedor.

En Uruguay, comenzó a aplicarse el pasado 12 de enero tras un proceso extenso que abarcó desde la elección del Administrador de la Base de Datos (ABD) hasta la adaptación al nuevo sistema que debió realizar tanto la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec) como las tres compañías de telefonía móvil del país (Antel, Movistar y Claro).

El consorcio Cleartech-Cietel fue designado como el ABD del servicio y cada una de las compañías telefónicas (Antel, Movistar y Claro) debió invertir US$ 375 mil según cifras oficiales.

Uruguay era uno de los pocos países de la región con más de un operador que no ofrecía esta posibilidad. En Argentina, por ejemplo, la portabilidad numérica está vigente desde hace una década.

Por qué NO derogar

La libertad para elegir es el argumento base con el cual el gobierno defiende la portabilidad numérica. El ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini, dijo que lo principal está en el reconocimiento de un “derecho” y una “mayor libertad” para el usuario. 

A partir de esa libertad que se le da al usuario, el gobierno sostiene otros argumentos como la importancia del número telefónico para la identidad digital de las personas.

La presidenta de la Ursec, Mercedes Aramendía, por ejemplo, dijo a El Observador que el único impacto que tiene una derogación del artículo de la LUC referido a la portabilidad numérica es en la libertad del usuario de poder elegir y de ser propietario de su número. “Volvemos a estar presos de nuevo, volvemos a no poder cambiarnos de operadora llevando nuestro número, el cual hoy es parte de nuestra identidad digital. Perderíamos parte de nuestra identidad digital de nuevo”, afirmó.

Otro de los puntos sobre los cuales basa su postura el gobierno es que la portabilidad numérica dinamiza el mercado ya que promueve la competencia entre las empresas y, por ende, las obliga a ofrecer mejores servicios y productos. En este sentido, entienden que permitirá crecer a Antel, la compañía estatal.

“Las empresas se empiezan a esforzar poniendo en el centro al consumidor porque saben que ahora tienen el riesgo de que el consumidor tiene más libertad y puede elegir más. Las empresas tienen un doble desafío: por un lado, fidelizar a sus clientes, para lo cual obviamente tienen que estar escuchando cuáles son sus necesidades; por otro lado, el desafío de captar nuevos clientes”, explicó Aramendía en entrevista con El Observador el pasado 15 de enero.

Por qué SÍ derogar

Los promotores del referéndum en contra de la LUC –que incluye al PIT-CNT, Frente Amplio y organizaciones sociales– se opusieron desde un principio a la portabilidad numérica bajo el argumento de que la herramienta iría en desmedro de Antel y en favor de las multinacionales, insumiendo además un costo al Estado para su instrumentación.

La principal voz en contra de la portabilidad numérica fue la de Gabriel Molina, presidente del Sindicato Único de Telecomunicaciones (Sutel), quien, en diálogo con El Observador en diciembre pasado, ante el argumento del gobierno de que la competencia es positiva y que permitirá crecer a Antel, sostuvo que “ahí está el peligro” y explicó que si la competencia es por los servicios no va a afectar a Antel pero si es por los precios, “Antel está muerta”.

“Si el marco de la competencia el Estado uruguayo lo regula y hace que efectivamente sea por los servicios y Antel mejora sus servicios estamos hablando de una competencia que no lo va a afectar tanto. Ahora, si desregulan totalmente el mercado de competencia y lo dejan al libre albedrío permitiendo que las multinacionales empiecen a competir por los precios ahí Antel está muerta”, señaló. Según el presidente de Sutel, Antel no puede competir con los precios que van a fijar las multinacionales.

Molina alertó que con la portabilidad numérica Antel podría ceder un 11% de sus clientes corporativos lo que significaría perder US$ 20 millones por año. A su vez, según un informe realizado por el director de Antel en representación del Frente Amplio, Daniel Larrosa, la implementación de la portabilidad numérica le podría generar a la empresa estatal pérdidas de entre US$ 123 millones en un “escenario de mínima” y de US$ 425 millones en un “escenario de máxima”.

Los números y la polémica

Desde el inicio de la portabilidad numérica,  Antel lleva unos 1.550 clientes nuevos frente a los 130 de Claro, mientras que Movistar tiene un saldo negativo de 1.700 clientes.

Según datos a los que accedió La Diaria y confirmó El Observador con una fuente de la Ursec, Antel perdió 800 clientes en la primera quincena de marzo, Claro 260, mientras que Movistar creció en 1.000 clientes. Por su parte, en la última quincena de febrero Antel había captado 200 nuevos clientes, Claro 50 y Movistar perdió cerca de 250.

Esta información fue desmentida por autoridades de la Ursec y la Dirección Nacional de Telecomunicaciones (Dinatel) quienes manifestaron su molestia por la desinformación generada por “actores interesados que buscan influir en la campaña política de cara al referéndum”. El titular de la Dinatel, Guzmán Acosta y Lara, dijo a El Observador que los datos publicados no son correctos y que lo confirmó tanto con la Ursec como con el ABD. “Te lo desmiento categóricamente. No tenemos un cambio en las tendencias, es falso”, aseguró.

Sin embargo, el director en representación del Frente Amplio en el Directorio de la Ursec, Pablo Siris, escribió un hilo en su cuenta de Twitter donde aseguró que la tendencia del inicio está cambiando y consideró como “poco elegante que algunas autoridades filtren información y salgan en medios cuando los números les sonríen y desaparezcan cuando no les son favorables”.

Desde que la portabilidad numérica entró en vigencia el pasado 12 de enero, Antel inició una agresiva e intensa campaña de publicidad, que incluyó un primer spot con varias figuras de renombre (entre ellas Luis Suárez, Álvaro Recoba, Antonio Pacheco y María Noel Riccetto) y también un aviso con Suárez y otros jugadores de la selección uruguaya. El director de Antel por la oposición, Daniel Larrosa, informó que se asignó aproximadamente US$ 1 millón para publicidad enfocada únicamente en la portabilidad.

Las otras dos compañías, Movistar y Claro, también implementaron estrategias de marketing específicas, pero con menor exposición que la empresa pública uruguaya.

Hasta ahora, los números muestran que apenas un 0,3% de los 4,5 millones de números optaron por cambiar de compañía. 





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: