Noticias

el penal que no fue en clásico y el que fue para Peñarol

0 vistas
el penal que no fue en clásico y el que fue para Peñarol


¿Qué pasó en ese partido? A los 17 minutos, Leandro Otormín entró al área y Edgar Elizalde le salió al cruce. El mediapunta de Nacional llegó primero a la pelota, el zaguero plantó sus pies en el piso y lo tocó a la altura de la cadera. El tricolor cayó. El juez fue Gustavo Tejera quien entendió que no hubo penal, que hubo contacto pero no hubo un derribo provocado por infracción. Fue una decisión correcta. 

Sin embargo, el sábado, en una incidencia idéntica otro juez, Leodán González, tuvo un fallo diferente. 

En esta ocasión, a los 43′, Agustín Canobbio entró al área de Fénix y Emanuel Carlos también se plantó en la marca y con un leve toque apenas por debajo de la cadera, el volante de Peñarol cayó. Esta vez se sancionó penal. La decisión no fue correcta, no hubo infracción. 

Fénix le ganó bien a un opaco Peñarol

Cabe aclarar que en ambos partidos (el primero era amistoso), Tejera y González no dispusieron de VAR para verificar la incidencia. 

Y también se han visto en el fútbol uruguayo penales cobrados por estos contactos mínimos, bajo el argumento de que el atacante juega primero la pelota y que el defensor, aún sin usar los pies, lo desestabiliza. 

Sin embargo, queda claro que las dos incidencias fueron prácticamente iguales y que los fallos fueron diferentes.  

De todas formas, Agustín Álvarez Wallace falló la pena máxima con una muy mala ejecución que se fue afuera contra el palo derecho. 

A pesar de ese error, González -uno de los mejores árbitros uruguayos- después redondeó un buen trabajo. 

Fénix protestó un penal en el segundo tiempo de Edgar Elizalde sobre Ignacio Pereira. El delantero abrió un pase a la izquierda en el área y el zaguero aurinegro lo tocó después, cuando el balón ya había llegado al receptor, ubicado a cinco metros. No hubo falta. 

Sobre el final, en un tiro libre frontal de Agustín Álvarez Wallace, Peñarol reclamó penal por mano de Camilo Núñez en una incidencia que terminó despejando sobre la línea el zaguero Andrés Barboza en notable acción defensiva. 

A Núñez le cabeceó un compañero ubicado a escasa distancia. La pelota lo sorprendió con el brazo derecho extendido pero le pegó por debajo, en el abdomen. 

Con viento y lluvia, González vio muy bien la incidencia. No fue penal.

Además, la amonestación sobre el final a Juan Manuel Ramos fue correcta. El lateral de Peñarol impactó el balón y dejó después la suela arriba, pero corrió el botín para no impactar al delantero rival al que terminó golpeando con la rodilla. 

 





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: