Noticias

Economistas destacan la «buena dirección» y la efectividad de las medidas anunciadas

0 vistas
Economistas destacan la «buena dirección» y la efectividad de las medidas anunciadas


Las medidas que anunció el gobierno el pasado martes para «mantener el poder adquisitivo» fueron bien valoradas por los economistas, que destacan su impacto en el grupo no comprendido en las medidas de abril, cuando el gobierno anunció un ajuste de los salarios y de las jubilaciones. Estas medidas, coinciden distintos expertos, están focalizadas en la población más vulnerable. 

El economista Gabriel Oddone dijo que las medidas «van en la buena dirección para enfrentar los efectos del shock de precios sobre la población vulnerable» y resaltó que ponen foco «en grupos que no habían quedado comprendidos por el paquete presentado en abril». En aquella ocasión, el gobierno había anunciado el adelanto en los aumentos de salarios y jubilaciones; lo que despertó críticas entre los analistas económicos, que apuntaron a la «inconsistencia» y a las señales contrapuestas del Poder Ejecutivo en el manejo de su política macroeconómica.

Las medidas «aumentan transferencias para personas de bajos ingresos y procuran moderar alzas de precios de productos sensibles para la canasta de consumo básica: alimentos y combustible para cocinar y calefaccionar los hogares», señaló Oddone en su cuenta de Twitter. De esta manera, «al recurrir a varias herramientas», se «permite atacar el problema desde varios frentes«, agregó.   

Sofía Harguindeguy, gerenta en Grant Thornton, también comparó a las nuevas medidas con las del mes pasado. “Son menos costosas y apuntan directamente  a la población que más ha sufrido los impactos”, señaló. Sobre lo anunciado en abril, dijo en diálogo con El Observador que lo veía «demasiado general» y «que era costoso para el objetivo que se planteaba». «Hoy las medidas sí están focalizadas, apuntan a la población más vulnerable y son más efectivas”, afirmó.

En resumen,estas medidas intentan, por un lado, subsanar los efecto de la emergencia (sanitaria), que en realidad no terminó, porque todavía vemos sus efectos. Y por otro lado, se anticipan a los posibles impactos que estamos viendo por los sucesos más recientes”, dijo Harguindeguy.

“Son medidas complementarias con las que se habían tomado hace un mes”, sostuvo Ignacio Umpiérrez, del Centro de Estudios para el Desarrollo (CED). «Son medidas focalizadas que apuntan a los sectores más vulnerables, y, en ese sentido, creo que son medidas pertinentes dada la coyuntura y este shock de precios”, añadió en diálogo con El Observador.  

¿Es suficiente?

Sin embargo, Oddone advirtió que «la efectividad de las medidas podría ser limitada». «No por el camino o los instrumentos elegidos, sino porque los recursos afectados (0,1% del PIB) podrían ser insuficientes para amortiguar los efectos desiguales sobre los ingresos reales del shock de precios», explicó.

“Cuando hablamos de ingresos y de pobreza, nunca es suficiente”, dijo, en cambio, Harguindeguy.  “Nosotros preferimos referirnos a si son efectivas o no, y compararlas versus otras medidas dado que los recursos son limitados”, sostuvo. 

Pablo Rosselli también reconoció que «es imposible decir que es suficiente», pero afirmó que «van en la dirección correcta». Para el socio de la consultora Exante, son adecuadas, pero no pueden ser transitorias. Según dijo a El Observador, el país debe afrontar estructuralmente el problema de la pobreza. 

En este sentido, señaló que Uruguay tradicionalmente ha mostrado una fuerte inversión «en pasividades, en la población adulta», pero no así en la población joven donde radica gran parte de la pobreza. 

Justamente, al respecto de la pobreza infantil, el gobierno anunció que de junio a setiembre se otorgará un complemento de $ 1.500 para los 130 mil niños de 0 a 6 años que reciben Asignaciones Familiares del Plan de Equidad. Al respecto, Harguindeguy dijo que el aumento adicional al Bono Crianza “es considerable con la base que tenía”.

“Siempre las medidas van a ser insuficientes», valoró Umpiérrez del CED. «Lo que uno tiene que ver es que ese gasto se pueda mantener en el tiempo”, señaló.

Largo plazo

“Al ser focalizadas y ser efectivas, pueden ser sostenibles en el tiempo. El gobierno podría de aquí a setiembre volver a plantearse esta situación y mantenerlas en el tiempo», aventuró Harguindeguy. “En ese sentido creemos que fueron bien elegidas«, opinó la gerenta en Grant Thornton. 

Entre las medidas que podrían continuar, Umpiérrez apuntó al congelamiento del precio del supergás. Que «empiece a ser un subsidio focalizado a los que demandan ese tipo de combustible», “con una focalización no en la oferta, sino en la demanda”, planteó. 

Por otro lado, tanto Harguindeguy como Oddone están expectantes frente a la Rendición de Cuentas que el Ejecutivo enviará al Parlamento en junio. «Será importante para comprender mejor la estrategia general de la política económica para la segunda mitad del período de gobierno», sostuvo Oddone.

«Ello será clave para convencer a quienes toman decisiones que la política fiscal, salarial y monetaria están bien coordinadas y son consistentes«, finalizó. 

Aranceles

Tras el anuncio de la baja de aranceles para la importación de productos vinculados a la harina de trigo y los aceites de soja y girasol (por la guerra en Ucrania); y la disposición de que el LATU no deba realizar inspecciones a todas las importaciones de alimentos, para «racionalizar procesos y abaratar costos»; Pablo Rosselli subrayó que Uruguay tiene un conjunto de políticas que encarecen los alimentos. Para el economista, el país tiene la necesidad de reducir sus aranceles.

Umpiérrez coincidió, pero señaló que “hay un montón de elementos que hacen que los precios de algunos productos sean más altos y eso encarezca el costo de vida de la población”. “Hay dos temas: uno no arancelario y otro arancelario», distinguió. Respecto al primero, se refirió a la disposición de que el LATU no deba inspeccionar todas las importaciones de alimentos. 

“No va a ser de las que más se hable, pero es una puntita de un tema que es bien complejo, que el gobierno lo está analizando y que se necesita encarar: empezar a actuar sobre la formación de precios de algunos bienes, como alimentos e higiene», desarrolló.





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: