Noticias

de costarle el cargo en la AUF a replantear la seguridad

0 vistas
de costarle el cargo en la AUF a replantear la seguridad


La presencia de la Policía dentro de los estadios de fútbol vuelve a estar en el tapete del fútbol uruguayo. La Secretaría Nacional del Deporte que dirige Sebastián Bauzá impulsa el retorno de la guardia policial a los partidos de fútbol y tiene previsto pedirle una reunión al Ministerio del Interior para formalizar el planteo. 

El violento incidente que protagonizó una facción de la hinchada de Peñarol el miércoles en ocasión del partido de Copa Libertadores contra Colón de Santa Fe en el Campeón del Siglo reactivó un planteo que en su momento le costó a Bauzá el cargo como presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF). 

Sebastián Bauzá

Con un protocolo de seguridad firmado en 2008, la guardia policial salió de los estadios del fútbol uruguayo para que los clubes, a través de guardias de seguridad privada, se encargaran del orden y la custodia de las personas dentro de los escenarios deportivos. 

En noviembre de 2013, una pelea entre barras de Peñarol en la tribuna Ámsterdam durante el clásico del Torneo Apertura de ese año, llevó al entonces a dar marcha atrás y volver a colocar policías dentro de los estadios. 

Policía en el Centenario

Sin embargo, una batalla campal protagonizada por barras de Nacional contra la Policía en marzo de 2014, en un partido de Copa Libertadores contra Newell’s Old Boys volvió a generar una nueva marcha atrás. El Ministerio del Interior decidió entonces sacar a los policías del Centenario y del Gran Parque Central. 

Eso motivó la renuncia de Sebastián Bauzá, quien no había logrado durante su mandato, que los clubes del fútbol uruguayo aprobaran cambios en el Código Disciplinario y lo ajustaran a los patrones de FIFA previendo, entre otras normas, la posibilidad de quitar puntos a los equipos cuyos hinchas generan incidentes. 

Cuando Bauzá renunció, los clubes aprobaron inmediatamente el Código y el entonces presidente de la República José Mujica, a través de su ministro del Interior Eduardo Bonomi, adoptó un nuevo cambio de rumbo. Tras una reunión con todos los clubes en Presidencia volvió a mandar policías a las tribunas. 

«Al presidente después de ese día no lo vi mas. Pero con la decisión que no haya Policía y que después volvieran, no hubo un respaldo tan claro. No sé si consciente o no, pero cuando uno toma este tipo de determinaciones sabe que juegan un papel importante. Más en el fútbol. Es imposible que un espectáculo se haga sin Policía», dijo a Referí tras su denuncia Bauzá. 

Lescano, Mujica y Bauzá, antes de la ruptura entre el Presidente y el titular de la AUF

La inauguración del Estadio Campeón del Siglo en marzo de 2016 cambió el panorama del fútbol uruguayo. 

En abril, en un partido con Danubio, se generaron antes y después del partido incidentes que llevaron a la Policía a irse paulatinamente de los estadios. 

Antes del inicio del Uruguayo Especial 2016, los clubes y el Ministerio del Interior lograron un acuerdo para el retorno de la Policía asumiendo el compromiso de las cámaras de identificación facial. 

La instalación de las mismas en marzo de 2017 volvió a cambiar el modelo que se mantiene hasta estos días. 

La Policía trabaja en las afuera de los estadios y dentro de los mismos la seguridad privada de los clubes se encarga de sus propias hinchadas. 

La Unidad de Análisis de Violencia en el Deporte, dentro del Ministerio del Interior, es la que controla y procesa la información que surge de las cámaras. 

«La idea de la Secretaría es que la presencia policial sea en el interior del escenario, para eso modifiqué la legislación», dijo a Referí el gerente nacional del Deporte Gerardo Lorente. 

Lorente, que es abogado, hizo a tales efectos un cambio en la legislación en la ley de urgente consideración (19.534). El artículo 98 quedó redactado de la siguiente manera: 

«(Seguridad en los espectáculos públicos).- Sustitúyese el artículo 6° de la Ley N° 19.534, de 24 de setiembre de 2017, por el siguiente: «Artículo 6°. (Seguridad en los espectáculos públicos).- Sin perjuicio de lo dispuesto en la Constitución de la República, en las Leyes N° 18.315, de 5 de julio de 2008, y N° 19.315, de 18 de febrero de 2015, y del artículo 3° de esta ley, y del cumplimiento preceptivo de las medidas de seguridad que disponga el Ministerio del Interior, la seguridad en los espectáculos públicos que se realicen en un recinto privado o público delimitado a tales efectos, será de cargo de las personas físicas o jurídicas encargadas de la organización, promoción y desarrollo de los mismos, quienes contarán, cuando corresponda, con el apoyo y auxilio del Ministerio del Interior a través de la Policía Nacional. Los propietarios o administradores de los recintos, estadios u otros espacios públicos o privados, en los que se produzca una concurrencia masiva de personas, deberán cumplir con las medidas de seguridad que al respecto establezca la reglamentación que a tales efectos dictará el Poder Ejecutivo».

Ese giro de «quienes contarán, cuando corresponda, con el apoyo y auxilio del Ministerio del Interior a través de la Policía Nacional», es lo que ya legalmente posibilita a la Policía a estar presente en los estadios de fútbol. 

Y la Secretaría, con Bauzá a la cabeza, quiere reforzar la seguridad en los estadios con esta medida. 

 





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: