Noticias

Contra las cuerdas, Cosse y oposición ponen paños fríos y pedirán prórrga al BID

0 vistas
Contra las cuerdas, Cosse y oposición ponen paños fríos y pedirán prórrga al BID


Más de 70 días insumieron las idas y vueltas entre el oficialismo y la oposición en Montevideo antes de dejar de lado las diferencias y solicitar una prórroga al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ya contra las cuerdas ante los plazos establecidos por el acuerdo firmado en noviembre del año pasado. A seis días de que se venza el tiempo concedido para votar el préstamo de US$ 70 millones, los partidos políticos se sentaron a una mesa y se pusieron de acuerdo. 

“Entendemos que nuestro sistema político ha tenido un diferencial en el mundo, que es lograr trascender las diferencias y el corto plazo y llegar a acuerdos para la construcción de las grandes obras”, afirmó la intendenta Carolina Cosse en conferencia de prensa. La jerarca del Frente Amplio llamó a “un fuerte sentido de la generosidad” en el sistema para que las fuerzas políticas hasta ahora enredadas puedan “levantar la mira”. 

“Tenemos la opción de que no se alcancen los votos o pedimos una prórroga”, sentenció Cosse a la salida del encuentro de una media hora en que blancos, colorados y frenteamplistas se sentaron en la misma mesa de la Sala de Acuerdos de la Intendencia de Montevideo (IM). 

“Hay voluntad de acordar por todas partes”, declaró en rueda de prensa la presidenta de la Departamental nacionalista, Laura Raffo, quien ha sido una de las más intransigentes de parte de la oposición en no conceder la mayoría especial a la comuna según los términos que esta establecía. “Si nos ponemos en una postura de que hay buenos y malos, los que pierden son los vecinos”, apuntó la economista. 

“Creo que el primer compromiso de hoy fue no mirar atrás, sino adelante”, dijo por su parte la flamante presidenta de la Departamental frenteamplista, Graciela Villar. “Podemos decir que el proceso comenzó en agosto y que alguno estuvo distraído. Pero no es el momento de hacerlo”, expresó la excandidata a la vicepresidencia. “Hoy es el momento en el que estamos a punto de que caduque la fecha establecida por el BID”, enfatizó.

En concreto, tras acusarse mutuamente de dinamitar los puentes, oficialismo y oposición pusieron en pausa sus pretensiones en torno al proyecto y quedaron en formar un grupo de trabajo que elabore la solicitud a ser elevada ante el BID. Cosse recalcó que dicha propuesta debe ser “seria” para salvaguardar el “prestigio” ganado por el gobierno departamental ante la entidad internacional.

La redacción comenzará este sábado a las 9 de la mañana en la Junta Departamental, con delegados de todas las partes implicadas. El texto a ser elaborado deberá ser ratificado por los ediles el próximo martes, de modo que la IM pueda hacer llegar al BID el pedido. Desde el organismo habían avisado a la oposición que una prórroga a la negociación era posible. Si bien aún no está definido, esperan pedir entre 60 y 90 días de plazo. 

“Si después de la prórroga sale que no, después tenemos que empezar todo de vuelta”, dijo la intendenta. “Por eso es importante proteger este trabajo. Nosotros no vamos a hacer declaraciones públicas mientras estemos participando en este equipo de trabajo”, adelantó la jerarca.

En este corto plazo oposición y oficialismo deberán poner paños fríos a sus discrepancias. Una vez que el BID conceda la prórroga, comenzarán las negociaciones, donde hay dos posturas divididasMientras que blancos y colorados piden que se revise el núcleo de US$ 70 millones ya aprobado por el BID en noviembre, la IM afirma su disposición a discutir fondos por fuera de ese monto, aunque sin poner esos componentes en tela de juicio.

“Si tengo que abrir el préstamo, es lo mismo a que me digan que no. ¿Para qué querríamos una prórroga?”, había dicho a El Observador el director de Desarrollo Ambiental de la comuna, Guillermo Moncecchi, antes de acordar la nueva mesa de trabajo. 

Desde la oposición cuestionan en especial el componente mayoritario del crédito, que tendría más de US$ 40 millones destinados a inversiones en limpieza y recolección de residuos. Blancos y colorados arremeten contra los rubros previstos para bienes rápidamente fungibles como contenedores y camiones, aunque ven con buenos ojos las intervenciones en infraestructura, tales como los ecocentros o plantas de clasificación. 

La IM había planteado como última propuesta añadir US$ 12 millones a la contrapartida de US$ 12 millones que la comuna ya debe aportar a los fondos del BID y que estaban previstos en el acuerdo firmado. Con estos montos extra, la administración de Cosse sugería acceder al pedido de los blancos de incluir más barrios en las obras de saneamiento a ejecutar. La apuesta de la IM prioriza acciones de limpieza y deja menos para saneamiento. 





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: