Noticias

Coletazo de la guerra en Uruguay: panaderos anticipan dos subas de la harina y gobierno busca mitigar impacto

0 vistas
Coletazo de la guerra en Uruguay: panaderos anticipan dos subas de la harina y gobierno busca mitigar impacto


El precio del trigo avanzó más de US$ 30 este lunes a un récord histórico de US$ 475 por tonelada en el mercado de referencia de Chicago para el contrato de entrega en mayo. Así como el petróleo y otras materias primas, la cotización del cereal tomó vuelo en los últimas tres semanas tras la invasión de Rusia en Ucrania. La valorización del trigo ya está generando preocupación e impacto en los comerciantes uruguayos. El Centro de Industriales Panaderos del Uruguay espera dos subas de la harina en el correr de este mes, insumo básico para la elaboración de pan y otros derivados. 

Precisamente, este lunes el ministro de Ganadería Fernando Mattos y su equipo estuvieron analizando junto al presidente de la República Luis Lacalle Pou la distorsión que puede generar la suba del trigo en Uruguay por el conflicto entre Rusia y Ucrania, así como la disponibilidad de fertilizantes. El gobierno pretende crear un equipo de trabajo con la cancillería y el Ministerio de Economía para mitigar el impacto que puede provocar una fuerte suba de este cereal. Mattos dijo en rueda de prensa que se estaba buscando la forma de buscar «nuevos proveedores» de fertilizantes como «primera medida» para suplir al mercado ruso.

Por otro lado, el ministro de Ganadería comentó que las fuertes subas en los contratos a futuro de algunos granos, como el trigo, «lastimosamente» va a ser trasladado a los productos panificados en Uruguay como en los aceites vegetales. Además, añadió que también genera una «consecuencia indirecta» en los costos de producción de las carnes más intensivas en el uso de granos como la aviar y la de cerdo.

«Vamos a tener algunas instancias con ministros de la región para analizar esta problemática. Venimos a advertirle al presidente (Lacalle Pou) de esta realidad y de la distorsión que genera este conflicto en Europa, y que va a tener consecuencias respecto a lo que es la formación de precios de los alimentos por algunos meses», reconoció Mattos. 

Tras un año de moderado crecimiento —por lo general sin pasar de los US$ 300 por tonelada—, los valores internacionales del trigo se dispararon en la segunda mitad de febrero. La Bolsa de Comercio de Rosario, que se especializa en el seguimiento de los commodities vinculados al agro, indicó este lunes que la «crisis ruso-ucraniana y su desenlace bélico continúan, lo que redunda en que se prolongue el cierre de exportaciones desde los puertos» de Ucrania. Además, informó que Irak abrió un nuevo tender (llamado) para comprar 1 millón de toneladas de trigo para crear «una reserva estratégica del cereal en vista de la incertidumbre global, en línea con muchos importadores de trigo de la región del Mar Negro, lo que apuntala aún más los precios». 

El suministro de cereales a países como Egipto, Argelia, Oriente Medio e incluso África, que dependen cada vez más del trigo ruso y ucraniano, «puede ser un problema si se detienen los barcos que transportan trigo desde el mar Negro», advirtió el economista francés Philippe Chotteau.

Ucrania es responsable de cerca del 12% de las exportaciones mundiales de trigo y Rusia de otro 16%. Rusia es el mayor exportador del mundo y Ucrania el tercero, por detrás de EEUU.

Por otro lado, según el gabinete especializado Agritel, «el aceite de girasol es el que corre más peligro». Famosa por sus interminables campos de girasol, Ucrania es el mayor productor mundial de esta semilla oleaginosa y el mayor exportador de su aceite.  «La situación es muy tensa en el mercado mundial de los aceites. Hay pocas existencias de aceite de soja en América Latina y de aceite de palma en Indonesia y Malasia, mientras que la demanda es muy fuerte», analizó Sébastien Poncelet, experto de Agritel. 

Impacto en Uruguay

La Cámara Mercantil de Productos del País dejó nominal (sin precio) la cotización del trigo con destino a panificación en la semana que cerró el pasado 4 de marzo. La referencia anterior era del 25 de febrero con un valor de US$ 280/290 para la tonelada de ese tipo de cereal. Sin embargo, los panaderos ya tienen claro que la cotización de una de su materia prima clave tendrá ajustes al alza en el correr de las próximas semanas. Un molino consultado por El Observador dijo que era «inminente» un remarque en la cotización de la harina teniendo en cuenta lo que está ocurriendo con la cotización del trigo en el mercado internacional. 

«Lamentablemente para el consumidor local el precio el trigo viene subiendo hace tiempo y está en valores muy altos», dijo este lunes a El Observador Gustavo Mancebo, gerente del Centro de Industriales Panaderos del Uruguay. Y la guerra no hizo otra cosa que exacerbar esa tendencia alcista teniendo en cuenta que Rusia y Ucrania son dos jugadores muy relevantes en la producción global de ese commodity. «Esto se va trasladar al precio de la harina y no va a quedar otra alternativa que reflejarlo en los productos panificados», explicó.  

El ejecutivo indicó que todavía no se tiene la certeza de cuánto será el aumento que los molinos trasladarán en sus listas de precios para los distintos tipos de harina que comercializan en la plaza local. De todas formas, Mancebo indicó que en los contactos previos que se mantuvieron en las últimas horas con los molineros ya quedó confirmado que habrá una suba en la cotización de la harina. «Hoy todavía no tenemos un porcentaje exacto», precisó.

Los molinos uruguayos realizaron en diciembre pasado un ajuste de la harina del 20%, algo que no se reflejó en su totalidad en los meses de enero y febrero en los precios de los panificados de las panaderías, supermercados y comercios sobre el consumidor final.

Sin embargo, ahora la perspectiva es que «no se podrá aguantar» el precio al público para no afectar las ventas porque la tendencia del mercado internacional es alcista, explicó Mancebo. «Sabemos que en el correr de marzo habrá dos aumentos (en el precio de la harina)», informó el gerente del Centro de Industriales Panaderos. Añadió que el primer aumento de la harina se daría la próxima semana y luego habría otro, en el correr del mes, para «fraccionar» y «no trasladar» toda la corrección que mostró el mercado internacional en las últimas semanas sobre el mercado doméstico de una sola vez. Los panaderos tienen su estructura de costos con una harina hoy sobre un eje de US$ 300 por tonelada de trigo, cuando el cereal ya cotiza cerca de US$ 500.

La invasión Rusia genera tensiones en el suministro de este cereal en varios países.

Una fuente de un molino dijo a El Observador que se están analizando todas las variables sobre la mesa, y que la coyuntura actual de guerra en Ucrania lleva a ser «cautos» antes de trasladar el 100% de lo que hoy está mostrando la foto del mercado internacional del trigo. «Se buscará la forma de mitigar lo máximo que se pueda este conflicto en la demanda local», indicó. 

El producto más sensible al aumento del harina es el pan común (flauta, porteño, marsellés, pan de pancho, tortugas). En cambio, en otro tipo de panificados —que tienen otros ingredientes (además de la harina)—, el impacto es menor. El peso de la harina en la estructura de costos en la panaderías artesanales es inferior a las panaderías industriales. En el primer caso, esto se debe hay otros componentes que pesan más como la mano de obra, alquileres o la energía (leña o energía eléctrica), explicó Mancebo. 

Fuerte dinamismo de exportaciones 

En febrero, las exportaciones de trigo de Uruguay totalizaron US$ 54 millones y crecieron 158% respecto a igual mes del año pasado. La agricultura uruguaya cerró una de sus mejores campañas de invierno en 2021. Con un remante de exportación de unas 500 mil toneladas, los ingresos de divisas por exportación de este cereal de Uruguay podrían superar los US$ 200 millones este año si la firmeza del mercado internacional se sostiene en los próximos meses. 

La superficie sembrada con ese cereal se incrementó un 9%, a 245 mil hectáreas (ha), frente a las 224 mil ha de la zafra anterior. En tanto, la producción total de trigo fue estimada en 974 mil toneladas, un 4% superior que en el año anterior y un 121% más si se la compara con la campaña de hace cinco años. El consumo interno del cereal en Uruguay es de unas 400 mil toneladas por año, el resto se exporta. 

 





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: