Noticias

Cambios en el mercado de combustibles: «Estamos culminando propuesta de reglamento», anunció presidenta de Ursea

0 vistas
Cambios en el mercado de combustibles: «Estamos culminando propuesta de reglamento», anunció presidenta de Ursea


La presidenta de la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea), Silvana Romero, habló sobre distintos aspectos de su gestión y confirmó que el nuevo reglamento para la distribución secundaria de combustibles está en etapa final y será puesto a consulta pública a la brevedad. La primera etapa de la reforma estaba pensada para que entrara a regir en el primer semestre de este año, pero el Poder Ejecutivo definió postergarla a solicitud de la Ursea por falta de recursos técnicos y financieros. Romero aceptó responder las preguntas de El Observador vía correo electrónico.

¿Cómo evalúa estos dos primeros años de gestión?
Muy positivamente. Grandes desafíos, gran transformación institucional y concreción de varios de los proyectos estratégicos que definimos. Tal como manifestara en varias entrevistas, me encontré con una Ursea muy sólida técnicamente y con expectativas de crecimiento. La solidez del equipo de trabajo ha facilitado mi labor y vamos avanzando en la concreción de los nuevos cometidos que nos han encomendado.

¿En qué cosas ha podido avanzar y en cuáles no?
Entre los avances a destacar, comencemos por  el primer paso: la puesta en funcionamiento del servicio descentralizado, lo que implicó importantes cambios en la gestión propiamente dicha de la unidad. Considerando las diferentes áreas de especialidad, en el sector combustibles líquidos, se elaboró y aprobó la nueva metodología del cálculo del Precio de Paridad de Importación (PPI), la metodología para determinar el Precio Máximo Intermedio Transitorio (PMIT) de venta de combustibles de las empresas distribuidoras a los puestos de venta de su red, y se asesoró al Poder Ejecutivo sobre los precios de la cadena secundaria para la determinación del Precio Máximo de Venta al Público (PVP). Actualmente estamos culminando la elaboración de la propuesta de regulación de la distribución secundaria de combustibles, la que será puesta en consulta pública a la brevedad.

Para el sector eléctrico elaboramos una propuesta para el cálculo de los peajes de baja tensión, se actualizó el reglamento de seguridad de productos eléctricos de baja tensión y  una metodología para el cálculo del costo promedio del capital para las distintas actividades del sector. Esta metodología también se elaboró para el sector gas natural. Para el sector agua potable y saneamiento, se ha continuado con la vigilancia de la calidad del agua y con la instrumentación de los planes de seguridad de agua. También hemos avanzado en la definición de la propuesta de reglamento de calidad del servicio de agua potable y saneamiento.  En este caso no lo hemos culminado aunque estimamos hacerlo en el transcurso de este año. Como puede ver, son muchos y diversos los temas involucrados y resta mucho camino por recorrer.

¿Considera que el rol del regulador tiene hoy la independencia técnica y mayor relevancia de la que tenía en la administración anterior?
Efectivamente, es así. Ursea cuenta con mayor autonomía técnica y económica y se ha fortalecido su injerencia en la regulación de los sectores involucrados: agua y saneamiento, energía eléctrica, solar térmica, eficiencia energética, generadores de vapor, hidrocarburos e hidrógeno.

¿Para cuándo se prevé tener la nueva reglamentación de mercado de combustibles? Hay agentes que dudan de que pueda instrumentarse desde julio.
Estamos en las etapas finales de la elaboración de la propuesta del reglamento el que, conforme a la metodología regulatoria, será sometido a consulta pública en breve. Siempre se supo que eran plazos muy exigentes, dada la complejidad del asunto, pues implica definir las condiciones de  toda la cadena de distribución, incluyendo las distribuidoras, las condiciones de apertura, instalación, operación, traslado y cierre de estaciones de servicio, los plazos de los nuevos contratos, el reglamento información económica, y la metodología de determinación de zonas desabastecidas.

¿Cuándo está previsto que se ponga a disposición la consulta pública?
Tal como mencionara, confiemos que en pocos días más esté en consulta pública.

Hay especialistas que consideran que la Ursea no cuenta con los recursos técnicos necesarios para abordar una reforma tan profunda del mercado de combustibles. ¿Se pudo solucionar ese déficit?
Si bien Ursea cuenta con un equipo profesional  de primer nivel, somos pocos y somos conscientes que necesitamos incorporar mayor cantidad de personas calificadas para poder abarcar los nuevos roles y responsabilidades. Los procesos de selección para el ingreso a la función pública son lentos y de a poco, se van incorporando nuevos técnicos a la unidad. Ese déficit, como usted lo llama, se mantiene aunque confiamos continuar realizando nuevas convocatorias a través de llamados a concurso.

¿Qué evaluación realiza sobre la puesta en marcha del sistema PPI hace ya un año?
El cálculo del PPI es un ejercicio teórico en la hipótesis de que los combustibles pudieran ser importados libremente, considerando costos eficientes, y puestos en las plantas de distribución de Ancap.  A nivel técnico, se trata de una metodología sólida, que contempla un mercado de referencia, profundo y competitivo, y comprende todos los costos involucrados desde el mercado de origen del combustible hasta su puesta en las plantas de distribución mayorista. Esos costos son los que debería enfrentar un importador teórico, a los que se le agregan agrocombustibles e impuestos. El PPI pone en evidencia cómo inciden las distintas etapas en la cadena de importación lo que, a su vez, le permite a Ancap identificar aquellos aspectos en los que podría generar eficiencias. Contar con esta información es bueno tanto para Ancap como para los diferentes actores involucrados. Sabido es que el informe de PPI de Ursea, junto con el informe económico de Ancap y en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas, son insumos con los cuales el Poder Ejecutivo fija precio máximo de venta al público (PVP).

¿Qué evaluación hace sobre el reglamento de distribución de energía eléctrica? ¿En qué aspectos cree que podría actualizarse?
Ursea tiene nuevos cometidos relativos a la regulación de este sector, que tiene un gran potencial para descarbonizar la matriz energética, o sea sustituir el consumo de combustibles fósiles por combustibles verdes. Nuestro marco regulatorio del sector eléctrico ya cuenta con dos décadas. Si bien contempla un mercado mayorista de energía eléctrica con libre acceso a la red de transmisión, con la actividad de generación en competencia con productores de capital público y privado, la actividad de transmisión y distribución como servicio público bajo regulación, entre otros aspectos, solamente  preveía la generación térmica e hidroeléctrica, que era la que existía en ese momento. Actualmente con la incorporación de la generación eólica y solar fotovoltaica y, en menor medida, la generación con biomasa, nos encontramos que existen ciertos vacíos regulatorios a considerar. Es el caso de las energías renovables no convencionales, nuevos roles de productores/consumidores (conocidos como prosumidores), la incorporación de nuevas tecnologías, por ejemplo, electromovilidad y almacenamiento con baterías, y el hidrógeno verde, vector energético por el que el país está apostando para la segunda transición energética a nivel local, y como potencial sector exportador de relevancia a largo plazo. Nuevos desafíos que tenemos por estudiar. En la actualidad, se está trabajando interinstitucionalmente sobre las distintas propuestas existentes, formuladas por los diversos actores, intentando lograr consensos, y una hoja de ruta para su implementación.

 





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: