Noticias

Abogado de agresores de Punta del Este tiene un cargo en la Jefatura de Policía de Maldonado

0 vistas
Abogado de agresores de Punta del Este tiene un cargo en la Jefatura de Policía de Maldonado


Sebastián Serron Bon, el abogado que días atrás asumió el patrocinio letrado de los acusados de agredir a un vecino al que confundieron con un ladrón, es también el director de Asesoría Jurídica de la Jefatura de Maldonado, informó La Diaria y confirmó El Observador. Según relató el padre de la víctima, el asesor de ANEP Pablo Romero, hubo policías que cuando le tomaron la denuncia les dijeron que «errar es humano». 

Serron Bon se desempeña actualmente en ese cargo, que ya había sido expuesta por medios fernandinos en el 2020 cuando el abogado ofreció una capacitación a efectivos policiales en el marco de las novedades que trajo aparejadas la ley de urgente consideración (LUC). 

La vocera de la jefatura, Ana Márquez, dijo a El Observador que el cargo del abogado es estrictamente civil. Por esta razón, puede mantener sus negocios privados y seguir patrocinando clientes en forma independiente. Desde el Ministerio del Interior manifestaron que no existe un conflicto de intereses, puesto que por su cargo no está comprendido en la prohibición del artículo 186 de la Ley de Presupuesto porque no está actuando contra el mismo ministerio, ni el artículo 37 literal C de la Ley Orgánica Policial, que establece las prohibiciones que tiene el personal policial. 

Desde el punto de vista jurídico no está comprendido por la prohibición del art. 186 de la Ley de Presupuesto porque no actúa contra el Ministerio del Interior y el artículo 37 lit C de la Ley Orgánica Policial no lo comprende porque no pertenece al escalafón policial.

Pablo Romero, el padre del joven de 18 años golpeado por cuatro personas que lo confundieron con un ladrón en Punta del Este el sábado, detalló en entrevista con el programa Desayunos informales (Canal 12) que los involucrados le gritaron «chorro, te vamos a matar» desde el principio de la persecución, y que a las pocas horas después de la denuncia «ya estaban de fiesta».

El hecho se hizo público luego de que Romero, asesor de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y profesor de Filosofía en la Universidad Claeh, publicara en el medio Agesor una carta en la que contó lo sucedido. Según el docente, su hijo iba vestido con campera y visera, lo que indicó es «una vestimenta similar a su estilo musical», el rap. Sin embargo, los involucrados pensaron que era un ladrón que podría haber sido el responsable del robo de su casa, contigua a la que había alquilado la familia de la víctima, dos semanas atrás. Al verlo salir de su casa, lo amenazaron y comenzaron a perseguir.

En la entrevista televisiva, el padre declaró que su hijo primero fue golpeado en las piernas por una persona, que era seguida por «tres o cuatro» personas más. Romero indicó que son cinco los involucrados, aunque el Ministerio del Interior informó a El Observador que son cuatro las personas emplazadas tras la denuncia de los hechos.

Luego de escaparse de la primera persona, el joven fue atropellado por un cuatriciclo, continuó Romero. Acto seguido, logró esquivar un segundo intento de atropello, pero fue abordado por los responsables que continuaron golpeándolo. En ese momento, al joven «lo intentan meter a la fuerza en un auto», dijo Romero, pero logró escapar y trotar hacia su casa.

El joven logró convencer a los involucrados de que vivía al lado, luego de reiterarlo en varias ocasiones, y le permitieron entrar a la casa con la advertencia de que si mentía le iban a «pegar un tiro y tirar en una zanja», detalló Romero en la carta.

Al llegar a su casa, el joven fue recibido por su madre, quien fue junto a su hijo a reclamar a sus vecinos por lo sucedido. Ellos reconocieron su error y le devolvieron el buzo. Romero indicó que luego de ello el hijo les pidió por su gorro, y el conductor del cuatriciclo le dio $ 3.500 para que se comprara otro, porque lo habían pisado en la persecución. Con eso quisieron dar por concluido el problema.

Al volver a su casa, ambos familiares le comunicaron al padre, que se estaba bañando, lo sucedido. Cuando fue a increparlos por lo ocurrido, el conductor del cuatriciclo se excusó con que ya le habían pedido disculpas al joven.





Source link

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: